Skip to main content

Lista

¿Cómo funciona?

Gota fría: 5 consejos para conducir con Dana

5 consejos conducir lluvia intensa
Aquí puedes encontrar 5 consejos para conducir bajo lluvia extrema, esa que en una parte de España se conoce como 'gota fría' o Dana.

Quizá, el más importante de los 5 consejos para conducir con lluvias extremas como la gota fría sea: no cojas el coche salvo que sea estrictamente necesario. Este fenómeno meteorológico (llamada hora Dana (depresión aislada a niveles altos) propio del levante español y del archipiélago de Mallorca se denomina así porque se crea por una corriente de aire frío polar que choca con el aire cálido mediterráneo que, a entre 5 y 9 km de altura, lo rodea completamente. 

Lo que genera la gota fría son tormentas como la que puedes ver en la imagen de arriba aproximarse a la isla de Mallorca. Y no tormentas normales, sino extraordinariamente copiosas en cuanto a precipitaciones, conducir bajo esta clase de lluvia extrema puede no solo ser una temeridad, sino algo en ocasiones literalmente imposible. 

Con los 200 litros por metro cuadrado que llegan a registrarse en algunos casos, ir conduciendo bajo esta lluvia solo puede ser una opción si lo haces para apartarte de una vega o sacar el coche de una zona baja que corra el riesgo de inundarse. Además, aunque la gota fría parezca un fenómeno que solo se circunscribe a la costa, también se puede dar en el interior. 

No te pierdas Los 5 peores coches para circular con lluvia

Tampoco todas las inundaciones están relacionadas con la gota fría. Así que conste que los 5 siguientes consejos para conducir bajo lluvia extrema no son solo para cuando se da este fenómeno. 

1. Gota fía: No cojas el coche si puedes evitarlo

si llega la tormenta, no conduzcas

 

Si se acerca una tormenta o ya la tienes encima, evita en la medida de lo posible coger el coche. Una cosa buena que tienen estos fenómenos es que pasan rápidamente. Así, lo más sensato es esperar a que pase la tormenta para salir. En ocasiones, como la reciente de Mallorca, las precipitaciones quedan retenidas en una zona por las montañas, pero esto solo dura en torno a una o dos horas como mucho. Pon a salvo tu coche de la inundación y quédate a salvo tú. 

Además, aunque a los coches no les pasa nada si es que les impacta un rayo porque son una jaula de Faraday, conducir con la poca visibilidad que generan estos fenómenos, de por sí, ya puede ser bastante peligroso. Y por otro lado están los otros coches debajo de la lluvia, cuyos conductores pueden estar nerviosos y resultar de ello un riesgo adicional, que solo puedes evitar si no sales de casa. 

2. Luces y distancia de seguridad con lluvia

2. Luces y distancia de seguridad con lluvia

Si a pesar de lo anterior, no queda otra que coger el coche o te sorprende la tormenta, está permitido llegar a encender las luces antiniebla -recordemos que su uso solo es para cuando se da ese fenómeno- junto con las de carretera. No solo es fundamental solo ser visto, sino también ver, pero para eso ya es tarde porque las escobillas de los limpias las tenías que haber cambiado antes. Si no están en perfecto estado, te recomiendo seguir el primer consejo para conducir bajo lluvia extrema. 

En estas circunstancias también es fundamental incrementar la distancia de seguridad. Los tiempos de reacción cuando hay estímulos como una lluvia fuerte sobre el coche y, además, la visibilidad no es idónea son mucho mayores. Pero, además, sobre agua, los neumáticos siempre necesitan bastantes más metros para detener el vehículo completamente. Multiplica la distancia de seguridad habitual por dos o por tres. 

 

3. Evita atravesar cursos de agua con el coche

riadas coche evita agua

 

Cuando se produce una tragedia con algún conductor por culpa de la lluvia extrema, a menudo se debe a que este trató sin éxito de atravesar un curso de agua con su coche. No importa que pases por ahí a diario y lo conozcas, de hecho, no importa si hace dos horas lo has atravesado, ahora puede tener 10 centímetros más de altura y tú, quizá, no te das cuenta. Todo esto va en contra de los principios para vadear un río

Si crees que este consejo para conducir bajo lluvia extrema está de más es porque, quizá, no sabes que la altura de flotación de un coche está solo unos centímetros por encima del suelo del habitáculo. El agua suele llevar mucha más fuerza de lo que parece y, si rebasa la altura mencionada, comenzará a arrastrar al vehículo. Por otro lado, el fondo puede contener más lodo del habitual por la riada. 

4. Cómo actuar si tu coche es arrastrado por el agua

coche inundado

Lo primero es que, si puedes evitarlo, no te veas en esta situación: abandona el vehículo si ves que viene una riada y no podrás moverlo. Si aún así esta te sorprende, debes abrocharte el cinturón para evitar golpes y esperar. Solo podrás salir del coche cuando este esté parado y no intentes abrir ninguna puerta. 


De salir del coche, lo mejor es intentarlo en el lado que esté a contra corriente. Si se comienza a inundar el habitáculo, no deben abrirse las ventanas ni puertas o el agua te empujará hasta el fondo. Si te pilla una riada dentro del coche, hay que esperar a que se llene el coche de agua y luego salir por una puerta o una ventana. Una vez fuera, siempre hay que nadar a favor de la corriente. 
 

5. Conduce a velocidad reducida y evita el aquaplaning

Vídeo: aquaplaning, enemigo a la sombra en la autopista

Si te pilla conduciendo una lluvia extrema tipo gota fría, busca la zona más alta de la calzada siempre que te sea posible con seguridad, ahí es donde menos agua habrá siempre embalsada. Donde lo esté, a partir de cierta velocidad, las ruedas delanteras del coche empezarán a flotar, esto se llama aquaplaning. Solo puede evitarse adecuando al máximo la velocidad. 

Si aún así, notas que el eje delantero está flotando -la dirección suele vibrar-, sujeta con fuerza el volante y asegúrate de que está completamente recto. Si no, cuando las ruedas de delante aterricen sobre el asfalto, tu coche puede hacer un giro brusco y sobrevirar, aquí te explicamos qué hacer en ese caso de aquaplaning, pero es una maniobra para expertos. Y los verdaderamente expertos, evitan tener que usar estas cosas para no tener un accidente.

Y además