Lista

Coche eléctrico

5 trucos para que la autonomía de un coche eléctrico no se desplome

Coche eléctrico

Hoy te traigo 5 trucos para que la autonomía de un coche eléctrico no se desplome. Estos simples consejos te ayudarán a conservar energía y aumentar el rango.

La autonomía es la mayor preocupación entre los compradores y posibles compradores del coche eléctrico. El rango que ofrece un vehículo de este tipo es el que limita su uso, ya que, pese a ofrecer soluciones de carga rápida, un coche eléctrico necesita más tiempo para recargar la batería que uno con motor térmico al repostar combustible. Sin embargo, hoy te traigo 5 trucos para que la autonomía de un coche eléctrico no se desplome.

No te pierdas: Las 7 preguntas que todos se hacen sobre el coche eléctrico

Se trata de cinco consejos que, si pones en práctica ayudarán a preservar la autonomía de tu coche eléctrico, lo que te permitirá añadir algunos kilómetros extra entre recarga y recarga, e incluso a reducir un poco la ansiedad de quedarte sin batería. Ponerlo en práctica es muy sencillo y está demostrado que alargan la vida de la batería antes de llegar a ese temible 0%.

5 trucos para que la autonomía de un coche eléctrico no se desplome

Evita aceleraciones innecesarias

Como en cualquier vehículo (sin importar el tipo de energía o combustible que necesite para funcionar) evitar aceleraciones innecesarias te permitirá ahorrar algo de carga. No se trata de evitar un acelerón esporádicamente, sino de acelerar progresivamente para reducir el consumo de energía. Se trata de un truco de conducción eficiente que funciona en cualquier tipo de vehículo.

Todo lo eléctrico consume energía

Desde los faros hasta el aire acondicionado, todos los componentes eléctricos del coche consumen energía. No se trata de reducir a cero su utilización, pero si eres inteligente con su uso, podrás añadir un extra de kilómetros entre carga y carga. Por ejemplo, los asientos eléctricos o el climatizador consumen bastante energía. Trata de aparcar a la sombra o de abrigarte más antes de activar la calefacción.

No lo expongas al sol

Las temperaturas extremas que se recogen en un coche aparcado al sol tienen efectos negativos en casi todos los aspectos. Desde deteriorar la pintura y los componentes del interior, a afectar a piezas del motor (en el caso de los coches tradicionales). Lo mismo ocurre con los coches eléctricos, ya que estas temperaturas elevadas reducen el rendimiento de la batería y, por consiguiente, la autonomía. Lo mismo ocurre con el frío. Trata de aparcar a la sombra en verano y en garaje en invierno para reducir este efecto adverso.

La magia de la regeneración

Los fabricantes, conscientes de la problemática de la autonomía de los coches eléctricos, ofrecen una serie de sistemas de regeneración que te permiten arañar algunos vatios mientras conduces para recargar la batería. El más famoso es la frenada regenerativa, que aprovecha la fuerza generada durante la frenada para convertirlo en electricidad. El propio motor eléctrico también ofrece resistencia cuando levantamos el pie del acelerador, lo que se convierte en energía que va a parar a la batería. En muchos coches se ofrecen diferentes niveles de regeneración. Juega con ellos, anticípate a cualquier imprevisto en la carretera y podrás ser mucho más eficiente con el consumo eléctrico.

Vídeo: Las cuatro formas de recargar un coche eléctrico:

La carretera está bien, pero mejor en ciudad

Atendiendo al punto anterior, tanto la frenada regenerativa como el efecto regenerativo de la inercia se reduce drásticamente cuando salimos a la carretera o autopista con nuestro coche eléctrico. La razón es que en carretera o autopista, por lo general, se suele mantener una velocidad constante y se reducen las desaceleraciones. Sin embargo, en ciudad pasa exactamente lo contrario. Semáforos, pasos de cebra, ceda el paso, señalizaciones, retenciones o glorietas son solo algunos de los elementos que nos ayudarán a jugar con lo sistemas de regeneración de nuestro coche eléctrico y evitar así que la autonomía se desplome.

Y además