Skip to main content
Ventajas e incovenientes de compartir coche

Ventajas e incovenientes de compartir coche

Como todo en esta vida, compartir coche tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Sin tomar partida por ninguna de las dos opciones, nos hemos hecho eco de los argumentos de quienes apoyan y quienes se muestran contrarios a un tendencia denominada 'Car Pooling' que, poco a poco, se está ganado un hueco entre las opciones de movilidad urbana.

¿Qué opinas del 'Car Pooling´? ¿Eres de los que crees que al compartir coche todo son ventajas o de los que piensan que hay muchos inconvenientes?

Nosotros no vamos a tomar partido en el debate, queremos ser meros moderadores que exponen los argumentos de una y otra parte para que, al final del texto, seas tú quien tome la decisión.

Ventajas de compartir coche

- Menos tráfico. Estamos acostumbrados a ver cada mañana como la mayor parte de los coches se mueven con un solo ocupante (salvo los que ocupan los denominados carriles VAO). Uno de los beneficios derivados de compartir coche es la reducción de la congestión del tránsito, sobre todo en las grandes ciudades. La razón es fácil de entender: cuantas más personas viajen en un solo coche, menor densidad de tráfico y por lo tanto menos atascos.

- Más aparcamiento. Es una consecuencia lógica de lo anterior. A menos coches para aparcar, más sitios libres. Estos se traduce en ahorro de tiempo y de estrés para los conductores y pasajeros. Adicionalmente, el hecho de que haya menos tráfico y movimiento de vehículos, hace que sean necesarias menos zonas de parking. Pensando a largo plazao esto podría eliminar la necesidad de pago por estacionamiento, pues no habría un exceso de demanda, con el consiguiente ahorro de coste y de molestias al no tener que preocuparnos por renovar el ticket.

- Desplazamientos más rápidos. Otra ventaja evidente de la reducción del número de coches en las carreteras es que los desplazamiento son más rápidos y cómodos para los pasajeros; al mismo tiempo que menos estresantes para los conductores.

- Ahorro de costes. Es la ventaja estrella de quienes defienden el Car Pooling. Un conductor que viaja solo en su auto puede ahorrar hasta un 75% de su gasto llevando tres pasajeros. 

- Menos accidentes. Esto es cuestión de porcentajes: con menos coches en circulación el número de siniestros siempre será menor.

- Mejora la salud. Quienes defienden esta tesis lo hacen con un doble argumento: al haber menos coches se reduce la contaminación y los problemas de salud que de ella se derivan, también bajan las afecciones por estres.

- Ventajas sociales. El Car Pooling es una buena técnica para conocer gente y es una ayuda para quien por circunstancias económicas o físicas no puede acceder a un vehículo particular.

Desventajas de compartir coche

- Pierdes tu independencia. Pactar un viaje con otras personas incluye acoplarse a los horarios y cumplir los trayectos acordados. Si compartes coche las posibilidades de improvisación durante el viaje se reducen drásticamente.

- Miedo a viajar con desconocidos. Esta es la gran tesis que más defienden quienes rechazan la opción de compartir coche. No hay que negar que sabemos de casos en los que el conductor fue detenido en mitad del viaje porque había consumido alcohol pero no es lo habitual. En este sentido hay que añadir que las redes de Car Pooling generan una serie de medidas y reglas que garantizan la seguridad de los viajeros: privacidad de los datos, perfil del conductor, valoraciones y opiniones de otros usuarios que ya han compartido vehículo con el conductor...

- Compañeros de viaje antipáticos. Si tus compañeros de viaje no son precisamente agradables el trayecto se hará bastante largo. Pero, en este caso, con no volver a repetir con ellos se acabó el problema.

- Pueden darte plantón en el último momento. Y eso, sobre todo si eres pasajero y no tienes un plan B puede ser un auténtico fastidio.

El proyecto de coche compartido de Toyota

La localidad francesa de Grenoble fue el enclave elegido por Toyota para pone en marcha su proyecto 'Citélib by Ha:mo'.

Por dimensiones (la ciudad cuenta con algo más de 150.000 habitantes) Grenoble era el escenario perfecto para dar cobijo al proyecto de carsharing de Toyota. La eléctrica francesa EDF mediante su filial Sodetrel se encargó de toda la infraestructura eléctrica y de montar las estaciones de carga, 27 en total, repartidas por la ciudad y sus alrededores y estratégicamente colocadas para poder realizar rápidos transbordos con el resto de la red de transporte público de la ciudad.

Desde hace más de dos años, los ciudadanos tienen a su disposición una flota de 70 coches eléctricos, a elegir entre el Toyota COMS y el Toyota i-ROAD. El primero es un monoplaza con puertas de tela y un pequeño maletero en la parte trasera; el segundo, un vehículo de tres ruedas basculante que se inclina para tomar las curvas.

Ambos vehículos cuentan con una autonomía de 50 kilómetros y una velocidad limitada de 45 km/h. Todo este sistema está integrado dentro de la red de transporte urbano de la ciudad, por lo que no se necesita una nueva tarjeta. Simplemente hay que reservar un vehículo mediante la aplicación y luego, con una tarjeta desbloquear el vehículo, desenchufarlo y circular.

Más de Espacio Toyota