La seguridad tiene un precio, ¿tú lo pagarías?

La seguridad tiene un precio, ¿tú lo pagarías?

04/06/2015 - 22:54

Pues sí, la seguridad tiene un precio. La pregunta es: ¿tú lo pagarías? Antes de responder déjame que te diga que, por seguridad hablamos de sistema pre-colisión, aviso de cambio involuntario de carril, iluminación automática... Y el precio no supera los 15.500 euros. Lo que cuesta la versión más asequible del Toyota Auris 2015. Te vuelvo ahora a preguntar, ¿cuánto pagarías por tu seguridad y la de los tuyos?

A finales de 2014 Toyota prometió que pondría sus últimas novedades en materia de seguridad al servicio de todos sus clientes. Rompía así una lanza a favor de la democratización de las tecnologías, empezando por las que salvan vidas. Su promesa se materializó meses después con la presentación de los nuevos Toyota Auris y Toyota Avensis. El Salón del Automóvil de Ginebra se convirtió así en el escenario de la puesta de largo del paquete Safety Sense C, especialmente diseñado para modelos compactos.

La llegada a los concesionario del nuevo Toyota Auris supone el paso definitivo para que las tecnologías de ayuda a la conducción dejen de ser cosa de ricos. No hace mucho hablábamos en este mismo espacio de los tres avances tecnológicos que todo conductor querría tener en su coche y cuánto estaría dispuesto a pagar por ellos. La respuesta venía de un estudio de la prestigiosa consultora americana J.D.Power, citaba algunas de las tecnologías que monta el nuevo Toyota Auris y decía que los conductores no pagarían más de 2.500-3.000 euros por ellos.

Déjame ahora que te dé una buenísima noticia: en el Toyota Auris, te los llevas por solo 700 euros.

Así funciona la vista de pájaro Toyota

El pack Toyota Safety Sense que monta el nuevo Auris incluye sistema pre-colisión ‘Pre-Collision System (PCS), aviso de cambio involuntario de carril ‘Lane Departure Alert’ (LDA) y sistema de iluminación ‘Automatic High Beam’ (AHB).

El sistema pre-colisión ‘Pre-Collision System’ (PCS) emplea una cámara y un radar láser para detectar objetos por delante del vehículo, y cuando existe posibilidad de colisión, le pide al conductor que frene, con un aviso sonoro y otro visual. Si el conductor desoye las órdenes, el sistema activa automáticamente los frenos y reduce la velocidad en unos 30 km/h.

El aviso de cambio involuntario de carril ‘Lane Departure Alert’ (LDA) utiliza una cámara para detectar marcas blancas o amarillas en el carril y avisa al conductor con una alerta sonora y visual si se desvía del carril. 

Mientras que el sistema de iluminación ‘Automatic High Beam’ (AHB) utiliza una cámara para detectar los faros delanteros de los vehículos que se acercan en sentido contrario y las luces de posición de los que circulan por delante y pasa automáticamente de las luces largas a las cortas para no deslumbrar.

En este vídeo, puedes ver cómo funcionan los sistema Safety Sense de Toyota:

Más de Espacio Toyota