Las carreteras del futuro estarán hechas de plástico

Las carreteras del futuro estarán hechas de plástico

22/06/2017 - 17:11

Olvídate del asfalto; las carreteras del futuro (cercano) serán de plástico reciclado. A finales de 2017, una empresa holandesa empezará a construir una vía hecha de este material; las ventajas son infinitas.

En un futuro cercano, las carreteras estarán hechas de plástico reciclado. Concretamente, de botellas y demás residuos que, cada año, acaban en mares y océanos, contaminándolos peligrosamente. De hecho, según datos de la ONU, se tiran alrededor de 8 millones de toneladas de plástico en los océanos cada año, y estos son el 90% del total de la basura.

Pues bien, la compañía VolkerWessels, con sede en Holanda, está trabajando en un proyecto llamado PlasticRoad, que utilizará el plástico de los residuos y basura para construir carreteras. Y parece ser que a finales de 2017 empezarán a construir la primera carretera fabricada de plástico en el país naranja. Concretamente, en Rotterdam, que será la primera ciudad del mundo en tener una carretera de plástico reciclado.

botella plástico

¿Cómo usan el plástico reciclado para construir carreteras?

Primero, se somete a las botellas y demás residuos de plástico a un tratamiento, tras el cual, se obtienen unos módulos ligeros, con un interior hueco. Se les pueden instalar cables y tubos de plástico, y permiten el drenaje de agua en zonas lluviosas. 

Su funcionamiento es similar al de piezas de Lego; se encajan unas piezas con otras y se conectan por presión, con lo que la construcción de las carreteras será rápida, a la vez reduce en un 85% las emisiones de CO2. Además, su ligereza permite que puedan ser transportadas a cualquier parte del mundo.

"Ahorraremos un 85% en transporte, lo que significa un 85% menos de emisiones, además este tipo de módulos requiere menos equipo pesado para su construcción, sumado al hecho de que el material utilizado será plástico reciclado que volverá a ponerse en circulación", ha explicado el ingeniero civil de la empresa.

Las ventajas de las carreteras de plástico no son solo medioambientales; también tiene beneficios en el desarrollo de las vías y en su mantenimiento.  La calzada tendrá un mayor aguante (se estima que la carretera tendrá una vida tres veces más longeva que las tradicionales), y soportará temperaturas extremas, que van de los 40 grados bajo cero a los 80 grados centígrados.

Con energía solar

Las carreteras de plástico no son la única novedad referente a las vías que nos depara el futuro. Se espera que, en unos años, el asfalto sea una placa solar fotovoltaica; y varias son las empresas que trabajan en este sentido. Sin salir de Holanda, por ejemplo, la compañía SolaRoad ya ha cubierto un tramo de 70 m con paneles solares. Estos van cubiertos por una capa protectora, pero igualmente pueden captar energía solar. 

Los holandeses no son los únicos que innovan en el campo de las vías; Wattway, en la ciudad de Tourouvre-au-Perche, al noroeste de Francia, fue noticia a principios de este año por ser la primera carretera solar del mundo en ponerse en marcha. Una tecnología que aún precisa desarrollarse más y ser rentable, ya que costó 5,2 millones de dólares (unos 4,9 millones de euros), y tiene una longitud de un kilómetro.

carretera solar

La primera carretera solar de EEUU fue SolaRoad comenzará a funcionar con un prototipo de asfalto solar de 11 metros de largo por unos cuatro de ancho en un estacionamiento de Idaho. En ella, el asfalto tradicional se sustituye por paneles solares que resisten la carga del tráfico. Los paneles de la carretera solar llevan instalada una red de captación de luz y LED que permiten iluminar determinados puntos de la vía.

Carreteras eléctricas

Los suecos fueron los primeros en inaugurar una carretera eléctrica. Esta puede encontrarse en Gälve, y su superficie eléctrica mide unos dos kilómetros.

Los vehículos que circulan por ella lo hacen como si fueran tranvías; van conectados a unos cables aéreos que les aportan electricidad, con lo que el motor de combustión deja de funcionar. Así, en algunos tramos circulan en modo completamente eléctrico, y en otros, como un híbrido. ¿El objetivo? Reducir las emisiones de CO2.

toyota mirai

Este mismo cuidado del medio ambiente es ya posible si se conducen vehículos híbridos, como, por ejemplo, el Toyota Prius o el C-HR, o vehículos de pila de combustible como el Toyota Mirai.

Te puede interesar:

Así es el proceso de creación de un coche (by Toyota)

Cinco preguntas clave de las pegatinas ecológicas

Así son los coches preparados para desastres naturales

Todo sobre Toyota

Toyota

Modelos de Toyota más populares

Ver todos los modelos

Más de Espacio Toyota