Noticia

Toyota iQ EV: la mínima expresión eléctrica

El Toyota iQ EV esconde un motor eléctrico con baterías de iones de litio, que hace del utilitario una alternativa libre de emisiones para moverse por la ciudad. Sus 3,1 metros de longitud y su radio de giro de 4,1 metros le convierten en un vehículo realmente ágil. Su autonomía de 85 km, en cambio, limita su campo de actuación