Reportaje

Volvo, la estrella del norte, reencuentra su rumbo

Raúl Salinas

26/03/2014 - 16:22

Tras la compra de la marca sueca por la china Geely, Volvo, la estrella del norte, se reencuentra a si misma con el Volvo Estate Concept, un precioso prototipo que rebusca en los orígenes de la marca para definir su futuro.

La luneta del parabrisas delantero tiene su propio botón en la consola central. Pero no es un pulsador enorme al estilo de los Saab clásicos para poder accionarse con guantes. Es algo más sutil, una mezcla de diseño y función. Algo que viene ofreciendo Volvo desde hace unos años y que se plasma perfectamente en los dos coches que tienes en estas cuatro páginas.

Pero antes vamos a dar un salto a 1972. Ese año el mundo del automóvil aún tenía el recuerdo de la era dorada del diseño. Eran años en los que no existían los teaser, en los que se presentaban modelos potentes y futuristas, con motores gordos, carburadores gordos, escapes gordos y turbos gordos.

También fue un año especial para Jan Wilsgaad. Este señor, cuyo nombre probablemente no te dirá nada, fue jefe de diseño de Volvo entre 1950 y 1990. También el que adelantó por la derecha a dos diseñadores de renombre, Pietro Frua y Sergio Coggiola, y consiguió que su dibujo de coche familiar basado en el coupé 1800 fuera el elegido para pasar a la producción primero con el nombre de Volvo P1800 ES y luego a la historia con el apodo de Ataúd de Blancanieves. Un diseño evocador y atemporal.

VOlvo_P1800 ES

Eso es lo que ofrece también el Volvo Concept Estate. Una imagen sobria y dinámica como solo Volvo sabe hacer... desde hace unos años. Mejor vamos a pasar por alto los cuadrados Volvo 240 GL Wagon, por ejemplo. Modelos con encanto, sí, pero con el estilo de una caja de cartón.

El Concept Estate pertenece a una familia de prototipos que adelanta las líneas de la futura gama: el Volvo Concept Coupé fue el primero en llegar y en utilizar la plataforma escalable SPA que debería utilizar el sucesor del XC90 (finales de 2014), un modelo del que se podrían adivinar las líneas echando un vistazo a las imágenes del segundo proto de la familia: el Volvo XC Concept. Paragolpes integrados, grupos ópticos que abrazan la carrocería..

Por su parte, el nuevo concept es una propuesta que alimenta mi fantasía íntima de que se pudiera volver a ver rodando un familiar de dos puertas como aquel Volvo P1800 ES. Un mito que ahora ha sacado del limbo el actual jefe de diseño Thomas Ingenlath. Afortunadamente, todo recuerda al 1800 ES: la línea lateral, el portón de cristal (en el que se inspira el del actual C30)... Incluso cuesta poco imaginarlo con dos puertas más, por lo que no puedo evitar que mi cabeza se vaya hacia el próximo V90.

Volvo Concept P1800

En el interior de Volvo Concept Estate presenta el habitáculo que tendrán los futuros modelos de la marca, con una pantalla táctil estilo tablet que ocupa toda la consola central y sustituye a esa gran cantidad de botones minúsculos que pueblan los modelos de la actualidad. A partir de ahora se busca facilidad de manejo. “Artesanía digital”, así es como lo define Ingenlath. “Una información clara sin subir el ruido visual”. ¿Ruido visual? ¿Pero seguro que es más fácil tocar una pantalla que girar la rueda del climatizador? ¿Incluso si hay que navegar entre varios menús para cambiar de la pantalla de la radio al climatizador? Menús basados en un sistema operativo de Apple, como puedes leer en la página 8.

El espacio interior es parecido un showroom de buenos materiales suecos: el cuero natural del salpicadero es de la marca Tärnsjö; las alfombrillas de lana, de Kasthall; aparecen logos de marcas bien conocidas: cristales de Orrefors, palancas de Kongsberg, luz interior de 3M...

Volvo se presenta como una marca europea con clase y muy noble. Eso, sobre todo, quieren dejarlo claro desde que fueron adquiridos en el año 2010 por el grupo chino Geely...

Lecturas recomendadas

Buscador de coches