Skip to main content

Reportaje

Cinco coches con puertas muy raras (esto no tiene por qué ser malo)

Saab Aero X
Noelia López

Las alas de gaviota no son nada curiosas comparadas con estas...

Cuando Mercedes presentó el 300 SL, también conocido como Mercedes Alas de Gaviota o Gullwing, supuso toda una revolución por la forma en que se abrían sus puertas.

Subían hacia arriba y visto de frente o espaldas, el coche parecía una gaviota a punto de iniciar el vuelo (de ahí su nombre). Pero un vistazo a la historia del automóvil deja claro que el Mercedes era un coche original, pero no tanto...

Como muestra hemos recopilado cinco coches con puertas raras, sin que lo de raro sea sinónimo de feo, malo o cualquier otra connotación. Porque ya se sabe, para gustos, se hicieron los colores...

1. Alfa Romeo Carabo

El italiano es uno de los primeros coches de la historia con puertas de tijera

El Alfa Romeo Carabo equipaba un sistema de puertas que rotaban verticalmente y se abrían hacia arriba; quedaban unidas al parabrisas con una bisagra (esta es la diferencia con las puertas de alas de gaviota que van unidas al techo).

El Carabo fue un concept firmado por Bertone que nunca entró en producción, pero las puertas las habrás visto en otros modelos como el Lamborghini Countach LP400.

Alfa Romeo Carabo

2. BMW Isetta

El Isetta fue uno de los mayores éxitos de BMW en los años 50, por ser un modelo funcional y económico. Solo tenía una puerta que era también toda la parte delantera del vehículo (parabrisas, parachoques... incluido). 

BMW Isetta

3. Mazda RX-8

Las puertas delanteras del deportivo que Mazda puso a la venta entre 2002 y 2012 eran normales, pero las traseras tenían apertura inversa. Popularmente se conocían como puertas suicidas o puertas de suicidio; no queda muy claro por qué ya que la idea era que al abrir ambas el acceso y salida del habitáculo fuera más sencillo.

Mazda RX-8

4. Saab Aero X

El hecho de que fuera un prototipo sin esperanza de llegar a producción explica cómo y por qué a Saab se le ocurrió montar un sistema de apertura de puertas tan poco práctico. Y es que al abrir la puerta no solo se levantaba esta, sino que se llevaba consigo el techo y el parabrisas.

Saab Aero X

5. Kaiser Darrin

El Kaiser Darrin nos lleva hasta 1954 como el primer coche con puertas correderas. Pero las puertas no se deslizaban hacia atrás, sino que lo hacía hacia delante y quedaban dentro del vehículo.

Kaiser Darrin

 

Fuente: Blog Loctite 

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas