Logo Autobild.es

Prueba: Renault Scénic Hybrid Assist. ¿Merece la pena?

Hybrid Assist. O dicho en castellano: Asistencia Híbrida. Lo que nos viene a la cabeza es un coche que combina un motor eléctrico con otro de combustión, al que apoya en las aceleraciones, y que logra un consumo sorprendentemente bajo, sobre todo en conducción urbana. ¿Cumple el coche que testamos hoy estas expectativas? Nos ponemos al volante para comprobarlo. Prueba: Renault Scénic Hybrid Assist. ¿Merece la pena?

Nuestra respuesta es que no del todo. Y es que no estamos ante un híbrido al uso, sino ante un coche que basa su tecnología en un sistema de las frenadas y arrancadas en el tráfico urbano, que se convierte en productor de electricidad.

VIDEO: El Renault Scénic, a fondo.

El Hybrid Assist está basado en la útima generación del Renault Scénic, un monovolumen que ya ha demostrado su éxito, tanto en ventas como en las diversas pruebas que hemos realizado. Esta variante dispone de un generador estárter conectado directamente al cigüeñal que enciende al pequeño motor eléctrico de 10 kWh, con un par extra de 15 Nm, y apoya al motor diésel de 1,5 litros, lo cual solo es perceptible hasta las 1.500 vueltas. Se alimenta de una batería de 48 voltios que se carga en las frenadas y arrancadas. Esta batería de ión litio también va conectada a la red de 12 voltios de abordo, y se encarga de nutrir también a las luces, el climatizador, etcétera. Algo inhabitual en un híbrido: este Scénic Hybrid Assist lleva un cambio manual de seis relaciones. 

Un par de detalles por pulir

Como el efecto ahorrador solo se da en frenadas y arrancadas urbanas, la ventaja de consumo no es muy grande: 0,3 litros. Por eso, para amortizar el precio extra respecto a un Scénic dCi 110, hay que recorrer nada menos que 400.000 kilómetros. Además: este modelo no incorpora catalizador SCR, algo que hoy consideramos imprescindible, si tenemos en cuenta que, según los test de ADAC, los motores diésel Euro 6 de Renault están entre los más contaminantes de su clase. Por eso, consideramos que, para que una buena idea como este sistema Hybrid Assist, conviene pulir un poco más el consumo y, sobre todo, que incorpore este catalizador.

Valoración

Nota6

En esta prueba del Renault Scénic Hybrid Assist testamos una tecnología híbrida interesante que abre muchas puertas, pero que está por afinar en algunos aspectos.

Lo mejor

Ahorro leve, pero ahorro en consumo, al fin y al cabo, y algo de empuje en bajas.

Lo peor

Más caro que el diésel normal, amortización a largo plazo, no lleva SCR.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.