Prueba

Prueba: Volvo S60 Polestar, ¡un sueco con 367 CV!

Luis Meyer

02/09/2016 - 12:43

Los Mercedes AMG y BMW M tienen un nuevo rival. Volvo se ha asociado definitivamente con el preparador Polestar para deportivizar sus berlinas de serie. En esta prueba del Volvo S60 Polestar, un sueco con 367 CV, queda confirmado que van por el buen camino: acelera de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

Desde hace 20 años, Volvo y el preparador de Gotemburgo Polestar mantienen una alianza. Pero por el momento se ceñía a actividades de competición. Cuando se trataba de modificar coches de serie, los directivos de la marca negaban la con la cabeza y decían: "Esto no es para nosotros". Ahora la cosa cambia, y nos hemos puesto al volante para comprobarlo. Prueba: Volvo S60 Polestar. Un sueco con 367 CV.

Ya habían dado antes algunos pasos en esta dirección, pero no fue hasta 2015 cuando los escandinavos miraron hacia modelos de BMW M o Mercedes AMG y se dejaron al 100% en manos del preparador. El objetivo estaba claro: los modelos deportivo se venden bien, y Volvo también quiere participar de este lucrativo pastel del mercado. 

El inicio se da con los dos modelos 60. Nosotros hemos probado la berlina de tres volúmenes, el Volvo S60. Ahora lleva un espoiler trasero destacado y llantas de 20 pulgadas que muestran a las claras de qué va este modelo, pero sin perder del todo la sobriedad del modelo original.  El preparador extrae 367 CV del ya conocido dos litros de cuatro cilindros, lo que supone un incremento de 61 CV respecto al bloque original. Para ello han instalado un turbo más grande, nuevas bielas y los árboles de levas retocados. El par motor aumenta en 70 Nm hasta los 470, y gracias a las mariposas del escape el sonido se vuelve más caliente, más deportivo, en definitiva, aunque en ningún caso demasiado ruidoso.

Lo cierto es que el resultado sorprende para bien: en combinación con el cambio de ocho velocidades automático el agujero del turbo casi desaparece y sube a la zona alta con ganas: no en vano, entrega su máxima potencia a las 6.000 vueltas. Las prestaciones hablan por sí solas: pasa de 0 a  100 km/h en solo 4,7 segundos y llega hasta los 250 km/h. Las cifra de consumo dada, de 7,8 litros cada 100 kilómetros, es buena para el nivel de potencia del coche.

Para la eficacia en curvas lleva una dirección electromecánica con un tacto firme y mucha precisión, pero echamos de menos que sea un poco más comunicativa. Lo que está claro es que, a pesar de ser un coche pesado con 1.715, apenas acusa las inercias y gira ágil y aplomado. 

Aquí tienes las preparaciones de Polestar para competición:

Eso sí: cuando entras fuerte en curvas cerradas avisa de que llega a su límite con un leve subviraje. La tracción integral, junto al diferencial mecánico de gestión electrónica permite controlar sin problemas una zaga bastante viva. Y eso, aun cuando en conducción dinámica la fuerza se entrega paritariamente a los dos ejes. Los amortiguadores mecánicos vuelven el tarado del S60 Polestar claramente más firme que el modelo de serie, pero en ningún momento llega a ser incómodo.Cuando activas el modo Sport o incluso el Sport Plus, este atleta sueco lo da todo: la dirección se endurece aún más, la respuesta del acelerador es más inmediata y el cambio más rápido. 

Polestar

Todo esto suena muy bien, pero hay algunas sombras: el interior se ve algo anticuado, algo que delata, por ejemplo, su pequeño monitor. Vemos demasiado plástico duro y echamos de menos más materiales que desprendan calidad. La postura al volante es demasiado elevada para un coche de enfoque deportivo y los cómodos asientos no ofrecen suficiente agarre lateral. Va muy bien equipado, pero el precio se acerca peligrosamente a los 70.000 euros. No es un punto de partida muy competitivo, si tenemos en cuenta que un Mercedes AMG C43 con la misma potencia es considerablemente más barato.

Conclusión

Polestar ha dejado claro, con esta creación, que al Volvo S60 se le puede extraer esencia deportiva: potente y con un comportamiento muy dinámico, se hace un hueco notable entre las berlinas de raza. La única pega que le ponemos es un precio de partida elevado y un interior que pide a gritos modernizarse. En cualquier caso, ¿buscas una berlina que se ajuste a ti? Encuéntrala rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre Volvo

Volvo

Buscador de coches