Prueba

Prueba: Hyundai i30 Brasil, ¡con equipamiento extra!

Raúl Salinas

El nuevo Hyundai i30 Brasil es sin duda lo mejor que nos ha dejado el mundial: buena calidad de construcción y mucho equipamiento a buen precio. Una opción alternativa a los compactos tradicionales que da la cara.

Este año el Mundial de Brasil se ha llevado por delante a grandes selecciones en primera ronda, como la nuestra o ha sorprendido a todos con el escandaloso 1-7 de Alemania al anfitrión. Pero no te preocupes por que si algo bueno ha tenido el mundial, es la presentación del Hyundai i30 Brasil, una edición especial muy bien equipada para llevar mejor los malos tragos del fútbol. Aquí tienes la prueba:

Hacía mucho tiempo que no probaba un Hyundai y mi reencuentro con este fabricante ha sido muy positivo. La semana pasada estuve conduciendo un coche de un fabricante generalista de origen europeo. Se trataba de un modelo compacto que estaba bien acabado, su motor diésel era muy suave y tenía algún que otro detalle que no me gustaba. Ahora estoy analizando el Hyundai i30 Brasil con esa referencia y, desde el primer momento, he tenido unas sensaciones buenas. Solo ha bastado con abrir la puerta, sentarme en el asiento, tocar el salpicadero y comprobar que todo está realizado con solidez. Además, la postura al volante es buena, la banqueta es amplia y cómoda y los ingenieros han cuidado aspectos como la visibilidad. ¡Ojo! Esta es una cualidad fundamental en un automóvil. Entre otras razones, porque incrementa el nivel de seguridad de un coche al evitar más de un susto o accidente.

Muy bien equipado

Pero, sin duda, lo mejor del Hyundai i30 Brasil NAV es su completísimo equipamiento. Como bien indican las tres letras finales, este compacto lleva de serie un sistema de navegación que es una auténtica maravilla. La pantalla soporta muy bien los reflejos, es táctil, sencilla e intuitiva de usar y, además, este dispositivo incluye Bluetooth y conexión USB. Muchos fabricantes de coches 'premium' deberían tomar nota de este navegador.

Tampoco faltan elementos en el Hyundai i30 Brasil como un luminoso techo solar practicable, climatizador bizona o unas llantas de aleación de 17 pulgadas. Otros elementos que incluye esta serie especial son los cristales traseros sobretintados, ópticas traseras LED o sensor de lluvia.

¿Cómo se comporta el Hyundai i30 Brasil? Su suspensión es confortable, el paso por curva fiable y es de ese tipo de coches que nunca te hará un extraño en la carretera. Considero, eso sí, mejorable el tacto de la dirección eléctrica: aunque puedes seleccionar entre tres niveles de dureza, ninguno me convence. El confortable es demasiado blando y del deportivo tampoco te apasionará. Su motor diésel de 1,6 litros con 110 CV tampoco es el colmo de las prestaciones. Resulta suave, gasta poco (he obtenido un consumo medio de 5,2 l/100 km) y adolece de una cierta falta de empuje por debajo de 1.500 rpm.

Conclusión

Si estás dándole vueltas a comprar un coche compacto y buscas uno que tenga un motor diésel eficiente, buenos acabados y un equipamiento de serie muy completo; deberías echarle un vistazo al Hyundai i30 Brasil. Se trata de una serie especial que han puesto en el mercado los coreanos y que viene cargada hasta los dientes: climatizador, llantas de 17’’, techo solar panorámico e, incluso, un sistema de navegación. Los coreanos ya no fabrican los coches de antes. Ahora rebosan calidad.

Imagen de perfil de Raul Salinas