Prueba

Mercedes E 63 AMG 2013, ahora es más fácil de dominar

Emilio Salmoral

20/02/2013 - 10:43

El Mercedes E 63 AMG 2013 te dejará con la boca abierta. Los ingenieros de AMG han creado una berlina ultra deportiva de hasta 585 CV, que gracias a la tracción integral 4Matic es más sencilla de conducir al límite que rivales como el BMW M5.

El Mercedes E 63 AMG 2013 toma el camino que escogieron los ingenieros de Audi hace años. Es decir, apuestan por las berlinas de alto rendimiento pero asociadas a sistemas de tracción integral para hacer más sencilla la conducción al límite. Por ello, puedes elegir el nuevo E 63 AMG dotado con la tracción 4Matic, que hace que todo se realice de forma más segura.

La gama Mercedes E 63 AMG 2013 va a estar compuesta por dos carrocerías diferentes: la tradicional berlina y el familiar Estate, que tiene mucho tirón en mercados como el alemán. Además, este deportivo se presenta con dos niveles de potencia. Por un lado se encuentra el modelo estándar, que tiene con un motor V8 Biturbo con 557 CV de potencia y un par máximo de 720 Nm a solo 1.750 rpm. No obstante, si este nivel de potencia te parece poco, desde AMG te ofrecen la versión 'S', que eleva su potencia hasta los 585 CV con un par máximo propio de locomotora: 800 Nm constantes desde 1.750 hasta las 5.000 rpm. Esta versión tan deportiva solo está disponible asociada al sistema de tracción integral 4Matic. 

Las prestaciones del E 63 AMG S 4Matic son impresionantes. Solo tarda 3,6 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h, y si no fuera porque su velocidad máxima está limitada a 250 km/h, con total seguridad superaría los 300 km/h. Sin duda, es la berlina más rápida del mercado.

Por otro lado, toda esta fuerza se transmite a las ruedas gracias al sistema de tracción integral 4Matic que tiene una distribución del par muy deportiva: un 33% va para el eje delantero y el resto -un 67%- se envía al trasero. De este modo se consigue una respuesta al límite mucho más eficaz. Al conducirlo notas como tienes toda la caballería bajo control y, sobre todo, al desconectar el ESP sientes como siempre tienes una agradable sensación de motricidad que no existe, por ejemplo, en un BMW M5, en el que a menudo estás pensando que la zaga va a comenzar a derrapar como si fuera un cohete. El nuevo Mercedes E 63 AMG te permite ir más rápido que el modelo bávaro y, sobre todo, de una forma más relajada.

Respecto a los precios, la gama Mercedes E 63 AMG está disponible en España desde los 121.200, que cuesta el modelo con tracción trasera, y acaba con los 142.000 euros que vale el familiar Estate con el acabado S con 585 CV.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Mercedes

Mercedes Clase E Clase E Berlina AMG

Buscador de coches