Logo Autobild.es

Prueba Mazda CX-3 Senses Edition 2.0 Skyactiv-G 120 CV

¿Quieres equipamiento extra? Esta versión Senses Edition te puede convencer.

Me toca hacer la prueba del Mazda CX-3 Senses Edition, que solo está disponible con el motor 2.0 Skyactiv-G 120 CV, cambio manual y tracción delantera, una combinación que todavía no había pasado por la redacción.

De su diseño exterior no voy a añadir nada más, puesto que coincido plenamente en que es una de sus mayores bazas. Se sale de lo normal sin rozar lo extraño, como sí hacen otras marcas. De su interior, solo te comento que da una buena impresión por su diseño moderno, minimalista y de bastante calidad.

Prueba Mazda CX-3 Senses Edition 2.0 Skyactiv-G 120 CV

Me voy a centrar en el motor, que realmente es lo que le diferencia de los otros CX-3 probados. Mi unidad equipa un bloque ‘extraño’ en el mercado, puesto que no es ayudado por un turbo. De estos propulsores, por desgracia, quedan bien pocos. Desde mi humilde punto de vista, creo que Mazda ha acertado al apostar por él, puesto que el consumo de carburante es muy, muy ajustado, tanto que por solo 0,2 litros no se acerca al oficial (5,9 l/100 km)… ¡Esto sí que es extraño hoy en día! Sube rápido de vueltas y de forma muy progresiva. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 9 segundos, una cifra muy digna. Además, en esa aceleración te acompaña un sonido que la verdad es que mola. Y lo que mola es el cambio; ¡qué delicia! Es veloz y muy preciso. 

Asimismo, la dirección es rápida, y la suspensión, cómoda, sin balanceos excesivos y una altura libre al suelo que permite adentrarse en pistas de escasa dificultad; y es que para ello te aconsejaría la versión que ha probado mi compañero Raúl Salinas. Si no eres aventurero, ésta es una opción perfecta por estética, rendimiento y consumo.

Prueba Mazda CX-3 Senses Edition 2.0 Skyactiv-G 120 CV

Este Mazda CX-3 Senses Edition viene con un compuestísimo equipamiento de serie que incluye: tapicería en cuero napa marrón con asientos delanteros calefactados -el delantero con regulación eléctrica-, llantas de aleación de 18 pulgadas con acabado Bright Silver, G-Vectoring Control, Sistema de asistencia a la frenada en ciudad con reconocimiento de peatones, Sistema de alerta de cambio de carril involuntario (LDWS), pantalla Head Up Display en color, faros Full LED, climatizador automático, equipo de sonido Bose con siete altavoces, navegador, cámara de visión trasera y sensor de lluvia y luces, entre otros elementos, y todo ello por solo 24.210 euros.

Valoración

Nota7

Lo mejor

Diseño exterior atractivo. Consumo ajustado. Respuesta del motor.

Lo peor

Falta de espacio en las plazas traseras y maletero pequeño.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo. Conoce cómo trabajamos en Autobild España.