Prueba

Comparativa Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E

David López

¿A más marchas, menos consumo? Parece evidente que Mercedes podría ganar a los puntos con el nuevo cambio 9G-Tronic del Clase E. Pero vamos a comprobar en qué lugar queda en esta comparativa donde se enfrenta a modelos con ocho y siete velocidades

Es difícil determinar dónde está el límite del crecimiento. Pero está claro que en la mayoría de los ámbitos se aplica la máxima de “cuanto más, mejor”. También en la industria automovilística. Y ahora es un tema que está más de actualidad que nunca, sobre todo en lo referido a las transmisiones automáticas, porque cada vez cuentan con más velocidades. Hace no demasiado tiempo, Mercedes ponía a la venta cambios automáticos de cinco marchas. Pero la novedad es que acaba de presentar uno con nueve velocidades. Por favor, vuelve a leer esto con atención: ¡nueve relaciones diferentes en una misma caja! Antes de continuar, hay que aclarar que, por el momento, este prodigio tecnológico solo se montará en el Mercedes Clase E 350 BlueTEC, un coche que cuesta 59.550 euros.

No te pierdas la prueba del  Mercedes GLA

Teniendo en cuenta su potencia, calidad y precio, aquí lo voy a enfrentar a sus rivales naturales, que son el Audi A6 3.0 TDI, valorado en 57.390 euros y el BMW 530d, que es el que menor desembolso te exige: 57.100 euros. ¿Cómo va cada uno? Así surge esta comparativa totalmente diferente a las que habitualmente realizamos en AUTOBILD.ES, porque aquí me voy a limitar a valorar el conjunto motor-transmisión. Los de Ingolstadt confían en su cambio DSG (Direct Shift Gearbox) de siete relaciones y los de Múnich oponen su transmisión automática de ocho velocidades fabricado por ZF. De manera que empieza la cuenta: 7, 8, 9... Y la pregunta a responder es: ¿qué caja de cambios te dejará mejor sabor de boca?

Así se conducen

En el Mercedes la respuesta está clara: rueda increíblemente relajado. Sin duda, sus generosísimos 620 Nm de par también ofrecerían mucho empuje en un cambio de solo tres marchas, aunque la respuesta sería mucho más nerviosa. Ahora, con su gigantesco margen entre la primera y la novena relación, el motor V6 turbodiésel avanza desde el ralentí con un ligero gruñido que enseguida se convierte en un suave murmullo. ¿Qué tal a 250 km/h? Esta comparativa se ha realizado en Alemania y en sus generosas autopistas sin límites de velocidad hemos podido comprobar algo sorprendente: cuando circulas a la velocidad máxima de 250 km/h, la aguja del cuentavueltas del Mercedes Clase E BlueTEC marca tan solo... ¡2.700 vueltas!

En el BMW, cuando ruedas a la misma velocidad, el tacómetro marca 3.200 rpm y en el Audi la cifra sube incluso 500 vueltas más. Teniendo en cuenta todo esto, no hay que ser muy listo para poder afirmar que en viajes largos ninguno es tan silencioso como el modelo de Stuttgart. Pero semejante nivel de confort también tiene sus inconvenientes. Los cambios de marcha son algo más lentos y eso se nota especialmente al reducir con la opción manual tres o cuatro velocidades a la vez, operación que lleva más tiempo al Clase E que al BMW y el Audi. Además, las primeras cuatro marchas se hacen notar en el Mercedes, ya que siempre existe un pequeño corte en la entrega de potencia. Esto no quiere decir que las transiciones no sean suaves y fluidas, pero el acompañante puede percibir cada uno de los cambios y podría decir en cada momento en qué marcha estás. No molesta, pero es algo que no ocurre en sus rivales en esta comparativa.

Tanto en el BMW Serie 5 como en el A6 puedes olvidarte por completo, ya que no percibirás en ningún momento cuándo se realiza la inserción. La transmisión del Audi ejecuta los cambios con total ausencia de tirones gracias a su sistema con dos embragues. Mientras que en uno va engranada una marcha impar, el otro ya tiene preparada la relación par siguiente. Así, en ningún momento se dan interrupciones en la entrega de potencia.

Principales diferencias con BMW y Audi

BMW debe sentirse afortunada por haber elegido a ZF como socio, creador de una transmisión tan eficaz como práctica en ciertas circunstancias del día a día. Por ejemplo, el hecho de que cada vez que se abre la puerta la palanca salte automáticamente a la posición 'P'. Por todo ello, no conozco un mejor cambio hasta la fecha. Cada marcha se inserta con tal refinamiento que el conductor solo lo percibirá si mira hacia el cuadro de relojes. Y hay que añadir el hecho de que esta transmisión '8HP' y el propulsor de tres litros con seis cilindros en línea parecen hechos el uno para el otro. Aunque todos los modelos que aquí se ven las caras tienen potencias similares (245 CV el Audi, 258 CV el BMW y 252 CV el Mercedes), el de Múnich no solo es el más rápido de la comparativa, sino que también es el que menos combustible necesita de los tres.

Aceleración y consumo sorprendentes

No quiero perder mucho tiempo hablando de décimas de segundo. Sin duda, impresiona que el BMW sea capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 6,3 segundos. Pero desde luego los 6,6 que tarda el Audi y los 6,7 del Mercedes también son resultados notables. Así que estas insignificantes diferencias no son claves para decantarse por uno u otro. El contraste en lo referido al consumo es mayor, sobre todo cuando realizas una conducción más decidida. Que todo un Serie 5 con casi cinco metros de longitud y 258 CV gaste 6,5 l/100 km en nuestro tramo de pruebas es para quitarse el sombrero. Precisamente por eso me ha sorprendido que el Mercedes, con una marcha extra, consuma medio litro más. Sobre todo, teniendo en cuenta que el Clase E casi siempre rueda a menos revoluciones.

Pero, claro, pesa 100 kilos más y su motor V6 debe, por tanto, hacer más esfuerzo que el seis cilindros en línea del BMW. El V6 del Audi tiene que trabajar más que el resto porque cuenta con la carga añadida de la tracción integral, un requisito necesario si quieres acceder a un turbodiésel con una potencia similar al resto. Resultado: 7,3 l/100 km. Ninguna de estas berlinas decepciona. Al contrario. Los tres cambios automáticos impresionan. ¿El del Mercedes es el que más ha avanzado desde el punto de vista técnico? Sin duda, con nueve velocidades es el que más relaciones ofrece y, en ese sentido, a día de hoy no tiene competencia. Aunque, paradójicamente, no puede superar a la transmisión de ocho velocidades de BMW...

Imagen de perfil de David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Lecturas recomendadas