Patrocinado por:

Práctico

Viajar por carretera en Portugal, la odisea de los peajes

Portugal

Noelia López

12/10/2017 - 08:29

En Portugal, las cámaras acechan cada pocos kilómetros; unos metros antes un cartel te avisa de lo que deberías pagar en concepto de peajes, pero por mucho que quieras pasar por caja no hay estaciones físicas. Portugal es el país donde aunque quieras ser legal, si no lo has preparado antes, no te dejan serlo

Déjame que empiece haciendo mío el refrán que dice aquello de en casa del herrero, cuchillo de palo y te explico por qué. El fin de semana viajé con toda mi familia a Oporto (precioso, por cierto). Teníamos alojamiento reservado, un plano de la ciudad en el que habíamos marcado las visitas imprescindibles, las maletas hechas (no sin antes consultar las webs con previsiones meteorológicas) y el depósito del coche lleno. Todo preparado, ¿verdad?

Nada más pasar la frontera por Vilar Formoso me di cuenta de que no. No había preparado el viaje tan a conciencia como pensaba porque no había estudiado nada sobre las carreteras de Portugal y muchos menos sobre sus peajes.

Unos metros más allá de lo que antaño era la frontera, un cartel recibe a los extranjeros y les recuerda que en Portugal buena parte de las carreteras son de pago. Debo reconocer que eso sí lo sabía, por lo que me preparé para, en algún momento de los 230 kms que nos quedaban por recorrer deberíamos hacer frente al pago.

Pensé que sería al abandonar la carretera la carretera A25 cuando nos toparíamos con las líneas de peaje, pero empecé a dudar al ver que cada cierto tiempo un cartel avisaba de las tasas que debíamos pagar...

Portugal tasas

... y lo que más me inquietaba, que pocos metros después de cada cartel atravesábamos un pórtico lleno de cámaras.

Portugal pórtico

La confirmación llegó casi 200 kms después. Mentalmente había sumado cerca de siete euros en tasas pero ningún punto donde pagarlas. De vuelta a casa, más de lo mismo; y fue entonces cuando decidí hacer lo que debía haber hecho antes e investigar cómo funciona el sistema de peajes de Portugal. Así, al menos, si me llega alguna multa la daré por bien merecida si ayudo a alguno de nuestros lectores a evitar la odisea de los peajes lusos.

Viajando por carretera en Portugal

Por proximidad y economía el coche suele ser el medio de transporte elegido por los españoles que visitan Portugal. 

Salvo que encuentres una oferta en vuelos, es cierto que ir en coche es lo más barato, pero debes tener en cuenta dos cosas:

- la gasolina es mucho más cara en las estaciones lusas. Esta es la razón por la que las gasolineras de los últimos pueblos de Portugal están prácticamente desiertas pues con solo pasar unos kilómetros a España el descenso es de hasta 20 céntimos por litro.

- prácticamente todas las autopistas son de peaje, pero no hay apenas puntos físicos en los que se puedan pagar las tasas.

La pregunta entonces es: ¿cómo se pagan los peajes en Portugal?

Ahora sé que el sistema más extendido para abonar estas tarifas es el Easy Toll (peaje fácil), pero tan solo se puede utilizar si se accede a Portugal a través de cuatro puntos concretos situados a lo largo de los más de 1.200 kilómetros que tiene La Raya, como se conoce popularmente a la frontera que separa ambos países. Por si vas a ir, los cuatro puntos son:

  • Estación de Servicio de Viana do Castelo, en la A28
  • A 3,5 km de la frontera Chaves/Verin, en la A24
  • Estación de Servicio de Alto de Leomil, en la A25
  • Junto a la frontera Castro Marim/Ayamonte, en la A22

Otra forma de pago es el dispositivo VIA-T, también utilizado en España, y compatible con los peajes portugueses.

En ambos casos, el conductor crea una cuenta que vincula a una tarjeta de crédito o a una prepago. Cada vez que pasa por un pórtico se le descuenta la cantidad indicada.

Otra opción son los sistemas prepago. Se conocen como TollCard y TollService. El primero es una especie de fondo en el que el conductor decide cuánto dinero quiere reservar (las tarjetas son de 5, 10, 20 o 40 euros, a los que hay que sumar una cota de servicio de 0,60 euros + IVA por tarjeta comprada). Una vez comprada la tarjeta, el usuario debe darla de alta vía SMS asociándola al número de matrícula. La TollCard se compra en esta web y tiene validez para un año.

El TollService cuesta 20 euros y permite viajar por las carreteras lusas durante tres días, eso sí, solo en trayectos determinados. 

¿Qué pasa si no pagas los peajes?

En Portugal, pasar sin pagar un peaje se considera infracción fiscal, y puede castigarse con una sanción de hasta diez veces el importe no abonado, con un mínimo de 25 euros. 

De la gestión de los peajes lusos se encargan dos empresas (Ascendi y Brisa), que recurren una tercera (Gesphone) para exigir el cobro de las deudas. Aquellos conductores extranjeros que reciben notificación de sanción por no haber pagado algún peaje pueden saldar su deuda a través de la web de Gesphone.

Algunos abogados aconsejan no pagar la deuda porque aseguran que Portugal comete errores en el requerimiento de los pagos: cálculos erróneos de la deuda, uso de correo ordinario o acceso a los datos personales del conductor a través de la matrícula del coche.

Es cierto que si no pagas la deuda que has contraído con el Gobierno portugués no te van a embargar el dinero de la cuenta como sucede con la multas españolas, pero dicen que tu matrícula queda registrada y que corres el riesgo de que te den el alto la próxima vez que visites el país.

También te pueden reclamar el pago por vía judicial, en cuyo caso la cuantía puede multiplicar por 10 el importe impagado a lo que habría que añadir las tasas.

 

 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches