Práctico

¿Quién tiene prioridad en una rotonda?

Cómo conducir en una rotonda, ¡evita peligros!
Noelia López

No voy a descubrirte nada nuevo, esto lo aprendiste en la autoescuela

Dicen los estudios que dos de cada tres conductores no sabe quién tiene prioridad en una rotonda. ¿Dos de cada tres? ¿Solo? Pocos me parecen teniendo en cuenta que determinar la culpabilidad de un accidente en una glorieta puede llevar a más que una discusión...

Accidente en rotonda: cómo saber quién tiene la culpa

Aunque con el paso del tiempo a muchos se les/nos olvida, lo de cómo circular correctamente por una rotonda es algo que todos los conductores hemos aprendido en la autoescuela.

Las rotonda son un tipo especial de intersección que se identifica porque los tramos que en ella confluyen se comunican a través de un anillo (no siempre es circular) en el que se establece una circulación rotatoria alrededor de una isleta central.

En un glorieta (que es lo mismo), los coches circulan dejando la isleta central a la mano izquierda del conductor y los vehículos que se encuentran dentro de la calzada circular tienen preferencia sobre los que se incorporan a ella, a pesar de llegar por su derecha.

Este vídeo muestra como NO debes circular por una rotonda

Entonces, a una rotonda se entra cediendo el paso a los coches que están en el interior porque ellos tienen preferencia pero, ¿y para salir?

La norma dice que cuando entres en la glorieta debes escoger el carril que consideres más adecuado en función de la salida que vayas a tomar: debes ir por el de la izquierda o el centro, según los que haya, y solo usar el de la derecha cuando vayas a tomar la salida.

A la hora de cambiar de carril recuerda que tiene preferencia el vehículo que está ocupando dicho carril respecto al que va a acceder a él. Cuando llegue tu salida, colócate en el carril de la derecha. Si no puedes hacerlo porque el tráfico te lo impide tendrás que dar otra vuelta completa al anillo, lo que no puedes hacer es poner el intermitente y lanzarte a la salida, si chocas con el coche que circula por la derecha tú serás el culpable.

¿Y si hay ciclistas?

Un matiz importante. Si al llegar a la rotonda te encuentras con un grupo de ciclistas, recuerda que ellos tienen la prioridad si el primero del grupo ha entrado ya en ella o iniciado el cruce. Para que lo comprendas mejor: el grupo de ciclistas equivale en sí mismo a un vehículo imaginario; la delantera del coche es el primer ciclista y la trasera, el último.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas