Skip to main content

Práctico

Motor

La Guardia Civil recuerda lo que nunca debes hacer en una rotonda

Rotonda

Desde finales de los 80 y principios de los 90 ('ha llovido', ¿eh?) ya llevan entre nosotros muchas décadas, pero, a pesar de todo, no basta y ahora la Guardia Civil recuerda lo que nunca debes hacer en una rotonda.

Al principio, había excusa, porque la inmensa mayoría de los conductores no estaban acostumbrados a circular con este elemento, ya que no abundaba en las intersecciones y, las glorietas que sí que existían no funcionaban exactamente de la misma manera. 

No obstante, desde que se estandarizó el modelo actual -aunque siguen existiendo algunas en las que el que no tiene la prioridad es el de dentro, como sucede en otros países-, ya se sabe que hay una serie de normas básicas que han de ser respetadas siempre (ceder el paso a los que se aproximan por tu izquierda o ya están en el interior de la rotonda, poner el intermitente de salida...). incluso cuando están reguladas por semáforos -aunque estas señales luminosas tengan prioridad sobre las marcas viales, del mismo modo que los agentes de circulación prevalecen sobre todo lo demás-.

VÍDEO: Así es cómo hay que circular por una rotonda, ¡no cuesta nada!

Su puesta en marcha, como se ha ido demostrando con el tiempo, ha hecho que en ciertos cruces de vías se haya ganado en agilidad, sin que necesariamente la seguridad vial se haya visto comprometida, aunque, como es lógico, si no se cumplen adecuadamente las normas de prioridad de paso, por ejemplo, pueda haber accidentes. Es por ello que la Guardia Civil recuerda ahora una de las cosas que nunca debes hacer en una rotonda: cortarla. 

 

 

En efecto, aunque sea tentador 'trazar' como si circulases por un circuito -no digamos ya cuando vas en motocicleta o ciclomotor, dado que el movimiento es más natural, sobre todo en las rotondas con un diámetro pequeño-, la DGT siempre incide en que esto es un comportamiento de lo más peligroso, puesto que obliga a cruzarse, invadir el carril contrario... y aumenta necesariamente las posibilidades de colisión. ¡No lo hagas! Como la Guardia Civil recuerda, lo que nunca debes hacer en una rotonda es abandonarla desde otro carril que no sea el derecho. 

Y además