Skip to main content

Práctico

Efecto submarino: todo lo que necesitas saber

Efecto submarino
Cómo llevas el cinturón puede tener una importancia vital para tu seguridad vial.

¿Has oído hablar del efecto submarino? ¿Sabes qué lo genera, sus terribles consecuencias y cómo evitarlas? Si eres conductor (o incluso acompañante), esta información sobre el efecto submarino te interesa. Y es que, tal y como la misma DGT avisa, este problema puede tener consecuencias graves sobre la seguridad vial y, por ende, sobre tu salud y la de los demás ocupantes.

 

 

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Efecto submarino: todo lo que necesitas saber

Empecemos definiendo el efecto submarino. Este se da cuando el cuerpo no está bien sujeto al asiento porque el cinturón está holgado o mal ajustado; entonces, presiona hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal del mismo cinturón, con lo que este no puede retenerle, y las consecuencias pueden ser múltiples (todas ellas muy peligrosas):

  • Aumenta el riesgo de chocar contra el volante o el salpicadero.
  • Si se da un frenazo y el cuerpo se desliza demasiado, puede golpear contra la parte baja del habitáculo, por lo que se pueden producir lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur.
  • El cinturón presiona sobre una parte blanda del cuerpo como el abdomen, lo que puede producir lesiones internas graves en caso de frenazo brusco.

¿Cómo evitarlo?

Evitar el efecto submarino es muy sencillo, y pude prevenir muchos problemas graves. Toma nota de estos consejos:

  • Asegúrate de que llevas el cinturón de seguridad bien abrochado, con la tensión adecuada y con la banda abdominal en su sitio.
  • No lleves el respaldo del asiento muy inclinado, ni pongas alguna prenda en el asiento (lo cual podría favorecer el efecto submarino).
  • Nunca conduzcas con el abrigo puesto. No solo resta movilidad al conductor, sino que, además, favorece un el hecho de que el cinturón no se ajuste bien. Esta norma aplica también a fundas para los asientos, almohadas para sentarse encima, toallas para no mojar la tapicería...
  • En el coche, lleva la postura adecuada. La espalda debe tocar bien el respaldo, y evita ir muy inclinado (incluso si parece más cómodo). Nunca lleves los pies apoyados en el salpicadero o en el respaldo del asiento delantero.
  • Recuerda que el efecto submarino no puede afectar solo al conductor; estas normas aplican a todos los ocupantes del vehículo.

Seis normas para llevar bien el cinturón de seguridad

Como ves, colocarte bien el cinturón de seguridad es fundamental para evitar el efecto submarino. Por ello, vamos a darte seis reglas de oro para que te pongas bien este elemento de seguridad pasiva:

  1. La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello), mientras que la horizontal debe pasar por debajo del abdomen.
  2. Comprueba, una vez abrochado, que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuero, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo genera un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo.
  3. Una vez colocadas las bandas, es recomendable que tires un poco hacia arriba de la diagonal para evitar holguras.
  4. No debes utilizar pinzas o prendas demasiado voluminosas, como abrigos. Tampoco poner nada debajo del cinturón, como cojines o almohadas, con el fin de que vayas más cómodo.
  5. Debes tener en cuenta la posición del asiento. Casi en ángulo recto, nunca demasiado inclinado y que esta posición favorece la aparición del ‘efecto submarino’ (efecto a consecuencia de llevar holgado el cinturón que ocasiona que choques contra el volante o con la parte inferior del salpicadero, lo que puede provocar lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur) o facilita que el cinturón produzca un estrangulamiento en caso de accidente. Nunca sitúes los pies en el salpicadero.
  6. Cambia el cinturón cuando sufras un golpe porque el trenzado del mismo habrá perdido su eficacia e incluso puede haber roturas en los sistemas de anclaje.

Y además