Skip to main content

Práctico

Motor

¿Cómo poner aire acondicionado en tu coche?

¿Cuándo hay que bajar la ventanilla y no poner el aire acondicionado?

Así es el aire acondicionado de quita y pon

En esta nueva entrega de Aprende con Auto Bild, te enseñamos cómo poner aire acondicionado en tu coche. ¿Es posible? ¿Merece la pena? 

¿Te acuerdas de cuándo los automóviles empezaban a anunciarse en los meses de calor con "aire acondicionado gratis o descuento equivalente"? Pues que sepas que sucedía, que incluso a veces se metía el "radiocasete extraíble" en la oferta y que esta práctica fue habitual en la década de los 90 hasta bien entrados los primeros años del siglo XXI. 

VÍDEO. Este es el coche anfibio que necesitarás para el verano:

Hoy, sin embargo, hablar de esto a la hora de adquirir un coche nuevo parece desfasadísimo y quizás las preguntas giran a las diferencias de precio entre el aire acondicionado y el climatizador, si este es bizona o si se puede combinar con cristales tintados y techo solar, por ejemplo.

No obstante, nos consta que cuando los clientes potenciales van a buscar el máximo ahorro, no es tan extraño que alguien busque un automóvil 'pelado' de extras y renuncie hasta a un elemento básico de confort hoy día como el aire acondicionado (A/A), y estas prácticas nos constan hasta en áreas geográficas especialmente calurosas como Andalucía -damos fe-. Es una situación un poco parecida a la de hace décadas, cuando era habitual pedir un coche sin aire en España y no acordarse del calor del verano hasta que llegaba agosto... 

Pero ¿y al revés? ¿Qué pasa cuando uno se arrepiente o ha encontrado una buena oferta de un coche de segunda mano que no tiene aire acondicionado? ¿O si lo lleva pero no funciona? Se pueden dar estos casos y estas son las soluciones: 

Aire acondicionado averiado   

Si el aire acondicionado no sale o no enfría lo suficiente, no siempre es necesario renunciar al fresquito a bordo. Lo primero es detectar de dónde viene el problema y luego echar números y actuar en consecuencia. Para ello hay que revisar: 

  • El gas: lo normal es poder rellenarlo sin mayores complicaciones en un centro especializado y que no pases calor en todo el verano, desde 60 u 80 euros. 
Frosty Cool Recarga Aire Acondicionado
  • Las tuberías: si se detectan fugas, hay que repararlas antes de rellenar el gas. 
Consejos para cuidar el aire acondicionado de tu coche
  • Compresor: es la parte más delicada y cara de sustituir, pero si falla, no habrá más remedio que hacerlo. 
  • Manguitos: si el sistema funciona pero algo interrumpe el flujo hasta las rejillas de ventilación, de nada servirá. Y si hay que desmontar salpicadero para solventarlo, el presupuesto puede irse al traste. 

Cuando no hay aire acondicionado

No obstante, lo más complicado suele ser cuando un coche no tiene instalado el sistema del aire acondicionado por alguna de estas dos razones (y entonces, te tendrás que replantear todo de forma diferente): 

1 Porque el modelo nunca lo ofreció

Si el modelo de tu coche es muy antiguo y nunca se ofreció con aire, la situación se complica y, por edad, hablamos ya de coches clásicos

Aire acondicionado para coche de quita y pon
Aire acondicionado para coche de quita y pon

Hasta los años 80, había kits 'universales' de aire acondicionado, en una época en la que se anunciaban en la prensa como extras hasta los cambios automáticos o los servofrenos. Pero ya sí que es una 'obra' de importancia que puede conllevar incluso tener problemas a la hora de pasar una ITV. Incluso existían sistemas totalmente de quita y pon, que consistían en redirigir el flujo aerodinámico hacia el interior ¡y enfriarlo antes con unos hielos!   

2 Porque tu unidad no lo lleva

Finalmente, llegamos a un caso más común pero a priori, con el mismo resultado: por la razón que sea, quien compró el vehículo en cuestión por primera vez no lo pidió con sistema de refrigeración, aunque se ofreciera de fábrica. Así que ¿cómo poner aire acondicionado en ese coche?

En este caso, lo normal es que sí sea posible, pero no siempre te merecerá la pena, porque los costes serán cuantiosos en materiales y mano de obra. Y aunque seas un manitas y te lo quieras tomar como un entretenimiento, ten en cuenta que por mucho que en teoría tengas una preinstalación hecha, debes de tener en cuenta los elementos que se verán afectados en la mejora que planteas: 

Consejos para cuidar el aire acondicionado
  • Salpicadero: es uno de los elementos más caros y delicados de desmontar. Esta operación no suele bajar de los 600 euros, así que calcula que en total podríamos estar hablando de entre 1.000 y 2.000, como mínimo, aunque todo dependerá del modelo en cuestión que haya que refrigerar. 
  • Controles: hay que instalar el panel control del A/A o el climatizador, con su centralita. 
  • Rejillas: deben ser desatascadas y, ya que se desmonta el salpicadero, comprobar que las gomas de cierre están en buen estado, que los revestimientos interiores no sueltan 'espumas' u otros aislantes que con la potencia del ventilador acaben flotando por el habitáculo e incluso irritándote los ojos. 
  • Manguitos: deben estar en perfectas condiciones y bien unidas a las rejillas y aireadores de salida. 
  • Kit de A/A: has de adquirir e instalar compresor, tuberías, desagües, gas, filtros, radiador propio.
Compresor del aire acondicionado
  • Polea del cigüeñal: no es raro que haya que sustituirla o adaptarla para acoplar la correa que acciona el compresor. 
  • Radiador: en algunos modelos, hay que poner otro con mejor capacidad de enfriamiento al no bastar el que pueda venir incorporado en el kit de A/A.

Además del gasto en estos elementos y las horas de trabajo (tuyas o de tu mecánico de confianza), ten en cuenta que cada vez que actives el aire acondicionado, especialmente si se trata de un coche antiguo y/o que no tuviera ya de por sí mucha potencia, es muy probable que la pérdida de prestaciones sea notable, el comportamiento, pues, se vuelva demasiado perezoso y el consumo de combustible aumente. 

Y además