Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo detectar averías por el color del humo del escape

humo-negro-escape
Y es que, a priori, te puede decir mucho sobre el estado del motor de tu coche.

¿Cuántas veces has visto delante de ti algún coche 'ahumándote' y te has preguntado qué le pasará a su motor? Bueno, pues en este artículo vas a saber, por lo menos de forma aproximada, cómo detectar averías por el color del humo del escape, ya sea que lo ves en otro coche o en el tuyo propio.

VÍDEO: Le sale humo hasta por las salidas de ventilación interior

Lo primero que podrás detectar si sale humo del coche, es el color. Además suele ser inconfundible y puede ser de tres tipos: negro, blanco o azul

motor_combustion-interna

Eso sí, lo primero de todo es que el motor debe estar a la temperatura de funcionamiento normal. Si está frío o recién puesto en marcha y sale humo blanco no es relevante y no te indicará si tiene alguna avería o no, ya que la mayoría de este humo, sobre todo en invierno, es vapor procedente de la condensación del agua que se queda en el tubo de escape. Lo malo es que continúe saliendo ese tipo de humo cuando el coche ya esté caliente, a temperatura de servicio...

Fumata blanca

No, no es que hayan elegido al nuevo Papa, que también. Pero si sale del tubo de escape de tu coche, el problema es más serio, al menos para tu bolsillo.

Y es que el humo blanco suele indicar que hay agua o líquido refrigerante en el proceso de combustión, es decir, que se está quemando. Por eso este tipo de humo es el más preocupante y, normalmente, el que indica una avería más costosa.

infografia-motor_refrigeracion

Lo habitual en este tipo de situaciones es que la junta de culata este dañada. Esta es una lámina que une la culata con el bloque y que impide la entrada de agua en el interior.  Si esta lámina se alabea o tiene alguna grieta, por ella pasará el líquido refrigerante a la cámara de combustión y producirá, al quemarse, ese humo blanco.

Aprende con Auto Bild: diferencias entre la inyección directa e indirecta

Si lo ves, lo recomendable sería parar lo antes posible y que una grúa lo llevara al taller. Pero este tipo de averías, sobre todo por la mano de obra que llevan, de desmontar y volver a montar el motor, no bajan mucho de los 1.000 euros.

Fumata negra

El humo negro indica que tu coche está quemando más gasolina de la necesaria, es decir, el proceso de combustión tiene una mezcla excesivamente rica, con más gasolina que aire.

Suele venir acompañado de un mayor consumo de gasolina, aunque a veces este aumento es prácticamente indetectable.

humo-negro-escape-trasera

Este humo no es tan preocupante como el blanco, pero sí que es más complicado a la hora de averiguar la avería exacta que tiene el motor. Y es que puede ser causa de varios problemas.

El kit para preparar tu coche para la ITV que reduce las emisiones y humo en tan solo una hora

Para empezar, el filtro de aire puede estar tan sucio que impida la entrada de la oportuna cantidad de aire a los cilindros. También puede ser que la bomba de gasolina esté enviando combustible con más fuerza de la debida. Un tercer motivo podría ser que los olvidados tubos de respiración desde los que pasan los gases desde la culata hasta el cárter estén sucios, pero no suele ser muy habitual. Lo ideal es revisarlos cada 50-60.000 kilómetros. La última causa podría ser un reglaje incorrecto del ralentí y de las emisiones de CO2. Si, eso por lo que te 'tirarán' en la ITV...

Humo azul

El último color que puede tener el humo que sale de tu escape tampoco indica una avería barata. Y es que también puede ser sinónimo de varias averías, pero más costosas de reparar que en el caso anterior porque este color indica que, en este caso, es aceite el que está entrando en la cámara de combustión y, por lo tanto, quemándose.

Lo primero que yo revisaría y que puede ser lo más económico es si el aceite es el adecuado para tu coche y tiene la densidad específica.

motor_valvulas

Lo siguiente ya todo te va a costar bastante dinero. Porque puede ser que los segmentos de los pistones estén en mal estado, que los retenes de las válvulas no cierren por completo o porque el turbo esté en mal estado.

En cualquier caso, si sale un humo anormal del tubo de escape, ya sabes que tienes un problema en el proceso de combustión. Y lo mejor que te puede pasar es que... sea negro.

Y además