Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo comprobar las presiones de una rueda: los mejores consejos

Aprende qué presión poner en tu coche
Llevar el aire de los neumáticos en su punto es una cuestión importantísima para los neumáticos, el confort, los consumos y, sobre todo, la seguridad. ¡Ojo con los manómetros de las gasolineras!

Muchos no se acuerdan de que su coche tiene neumáticos hasta que estos dan problemas, se pinchan o hay que cambiarlos. Aprender con AUTO BILD cómo comprobar las presiones de una rueda es una cuestión mucho más importante de lo que parece, porque llevar las adecuadas repercute directamente en aspectos importantísimos de la movilidad.

Pero ojo con las mangueras de las estaciones de servicio, porque no siempre es lo mejor usarlas para comprobar los valores, y ahora te explicaremos por qué. 

Vídeo: la importancia de revisar el estado de los neumáticos

¿Por qué llevar la presión adecuada?

Antes de nada, debes recordar que el mantenimiento de los cubiertas repercute de forma básica en: 

  • El neumático: si estás por encima o por debajo de lo indicado, modificarás la superficie de contacto de la goma con el asfalto. Esto fomentará un desgaste desigual y prematuro. 
  • Los consumos: con baja presión, aumentas el rozamiento de la banda de rodadura, con lo que se dispara el consumo de combustible. 
  • La seguridad: con valores erróneos, además, de hacer que la parte del dibujo que trabaja sobre el suelo no sea la que debe, sucede que: 
    • Si te pasas de presión: apoyará menos el neumático, con lo que la estabilidad se resentirá de forma alarmante. Y notarás al volante que el coche 'flota' en los giros. Además, aumentarás el riesgo de pinchazo, porque la presión de la rueda aumentará sólo sobre una parte de la banda de rodadura. 
    • Si no llegas a la presión indicada: al aumentar el rozamiento de la carcasa, subirá también la temperatura general. Notarás el coche menos ágil en los giros. El sobrecalentamiento excesivo y no previsto en las zonas equivocadas del neumático incrementarán el riesgo de reventón.  

¿Cómo comprobar la presión de las ruedas? 

  • Mira los valores que te corresponden: 
    • El manual del fabricante. 
Aprende a comprobar la presión de los neumáticos
  • Tu propio coche: suelen estar en los marcos de las puertas o debajo del propio capó. 
Aprende a comprobar la presión de los neumáticos
  • Pon el coche en una superficie llana: y en una posición estable, sin que ningún neumático pise un bordillo o esté encima de un socavón. 
  • Coloca las ruedas rectas.  
  • Apaga el motor
  • Echa el freno de mano y pon la primera. 
  • Utiliza un manómetro fiable: los mejores son los portátiles que puedas guardar después en la guantera, como corresponde. Los hay digitales y analógicos (te recomendamos estos últimos para que no te quedes sin pilas en el peor momento. 
  • Evita los de las gasolineras: no suelen estar en buen estado, debido a que se encuentran a la intemperie, al sol y sus mangueras y boquillas son usadas por muchas personas y a veces quedan por el suelo, se pisan por otros coches al pasar cerca...
Aprende a comprobar la presión de los neumáticos
  • Desenrosca los tapones sin perderlos
  • Comprueba los datos. 
  • Modifica presiones en caso de que sea necesario: aquí sí que el de una estación de servicio puede ser útil si en casa no dispones de un compresor.

Cómo rellenar las presiones, paso a paso

  • Es mejor que te quedes un poco por encima, dado que algo de aire se marchará cuando hagas la última comprobación. 
  • Verifica con tu manómetro si todo es correcto. 

¡No te olvides de la rueda de repuesto! En caso de que la tengas, si la llevas deshinchada, no te servirá de mucho cuando tengas que usarla. 

Y además