Skip to main content
Imagen de perfil de Victor Delgado
La opinión de
Victor Delgado

La pregunta de los martes: ¿qué sentido tiene lanzar un coche que alcanza los 500 km/h?

Koenigsegg Jesko
Marcar paquete, el principal propósito. ¿No crees?

Falta muy pero que muy poquito para que veamos lo nuevo de Koenigsegg. La impronunciable firma de superdeportivos suecos llevará al Salón de Ginebra 2020, que abrirá sus puertas a principios del próximo mes de marzo, al Koenigsegg Mission 500. Un coche cuyo objetivo se indica en su nombre: quiere llegar a alcanzar los 500 km/h. Ahora bien: ¿tiene sentido esto o es simple postureo? Pues hombre, ¿qué quieres que te diga? En mi opinión el principal propósito de las marcas al lanzar estos coches es marcar paquete. Ver que se puede hacer más y mejor que el rival de turno.

¿Cómo es el coche de los 500 km/h?

Como supongo que ya podrás adivinar, en el punto de mira del Koenigsegg de los 500 km/h está un vehículo que vimos hace muy poco también. Me refiero al Bugatti Chiron Super Sport 300+. Un coche que lo que quería era superar las 300 millas por hora, que vienen a ser algo más de 490 km/h, y que lo consiguió. ¿Ves lo que quiero decir? Los fabricantes están deseando sacar pecho y decir "yo hago un coche más rápido y mejor que el tuyo". Y en esas está la firma escandinava.

Así, el Koenigsegg Mission 500 estará hipotéticamente basado en el Jesko, un hiperdeportivo al cual descubrimos precisamente en la cita suiza del año pasado. Una bestia que en principio debería haberse llamado Jesko 300 (por aquello de las dichosas 300 millas por hora), pero que ha acabado redondeando la cifra en 500 km/h. Not bad. En cualquier caso, habrá que esperar al día 3 de marzo para saber más sobre él, pues los detalles que se han desvelado hasta ahora han sido muy pocos.

Koenigsegg Jesko Cherry Red Edition

En caso de que las predicciones se cumpliesen, lo que habría debajo de las entrañas del Koenigsegg Mission 500 sería un propulsor V8 de 5.0 litros que desarrollaría más de los 1.600 CV y 1.500 Nm que entrega el Jesko 'básico'. Brutal. Ante este panorama resulta complicado pensar en un modelo de Koenigsegg capaz de eclipsar a este, por lo que lo más normal es que todas las miradas se centren en él.

Dicho esto. ¿Tiene sentido superar los 500 km/h? Yo te diría que no, ni de broma. Pero también lanzo una pregunta al aire: ¿a quién le amarga un dulce?

Y además