Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Daniel Abt, despedido: Carreras virtuales, consecuencias reales

Daniel Abt

¿Se ha equivocado Audi despidiendo a Daniel Abt por lo que hizo en una carrera virtual?

La semana comenzó con un escándalo en el mundo de la competición. Se descubrió que un piloto profesional, Daniel Abt, que competía en la Fórmula E con Audi Sport, había acordado con un experimentado ‘gamer’ que le sustituyera de forma secreta en una carrera virtual organizada por el campeonato,  según él con el fin de hacer un vídeo para Youtube. El escándalo fue tal que, tras ser descubierto, Abt fue excluido de la carrera, multado con 10.000 € y dos días después, despedido. Es decir, perdió su asiento como piloto oficial de Audi y no volverá a subirse al coche de Fórmula E de la marca de Ingolstadt…. ¿Demasiado por una carrera virtual? ¿Excesivo? Ahí va mi opinión.

Te puede interesar: Así son las carreras virtuales de la Fórmula E

VÍDEO: Fórmula E contra atleta, ¿quién gana?

“El tramposo del simulador” o “el piloto que hace trampas”. De esta forma se calificó a Daniel Abt nada más descubrirse que había fichado a un piloto de simulador para que compitiera por él en el “Race at home Challenge” de la Fórmula E. A la vista de los hechos, parecía sencillo realizar esa conclusión. Al fin y al cabo, un piloto inscrito en una carrera con su nombre y su equipo, no debía hacer más que eso: correr en representación de sí mismo y de su equipo. Sin embargo, Abt quiso hacer un ‘juego’ y demostrar que un piloto virtual (“simracer”) puede llegar a batir a un piloto real, y realizar un vídeo con este contenido,. Por ello decidió que Lorenz Hoerzing le reemplazara en la carrera de Berlin del pasado sábado.

Sin saber la normativa de esta Fórmula E virtual, está claro que lo hecho por Abt - sin previa consulta al campeonato o al equipo - va en contra de la competición y por ello es lógico que se le excluyera tras la carrera, básicamente porque no compitió en ella. Si te preguntas cómo lo cazaron: además de las diferentes IP que controlaron su coche, acabó tercero la carrera y no se presentó a la rueda de prensa “virtual” posterior de los tres mejores y cuando pincharon su cámara en varias ocasiones durante la carrera, los elementos del simulador estaban colocados de tal forma para que no se viera la cara al piloto.

Carrera virtual Fórmula E
Daniel Abt en una carrera virtual de Fórmula E

¿Por qué hizo esto Daniel Abt?

Sinceramente, no creo que Abt hiciera esto por mejorar sus resultados en el campeonato de Fórmula E virtual. Sus resultados eran malos hasta el momento, y puede que por eso no se lo tomara del todo en serio. Él mismo ya ha explicado en un vídeo de disculpas que no es algo que hiciera para atribuirse unos resultados que no eran suyos y también aseguró que no hubo intercambio económico alguno con el simracer.

El único objetivo era documentar lo realizado y luego publicar un vídeo en su canal de Youtube, donde es muy activo y tiene casi 370.000 seguidores. ¿Creíble o excusa para limpiar su imagen? En mi opinión, no tiene sentido que buscara resultados en un campeonato cuyo principal objetivo es dar visibilidad a pilotos, equipos, patrocinadores y recaudar fondos con fines benéficos. 

¿Es justo su despido? ¡Que era una carrera virtual!

La consecuencia de lo realizado por Abt en el mundo virtual ha superado los límites de lo digital y ha tenido consecuencias en la realidad. La ‘mala práctica’ del piloto ha causado su despido del equipo Audi Sport Schaeffler Abt, una estructura controlada por Audi pero que nació en 2014 como equipo "ABT Schaeffler" y que pertenece a la familia de Daniel. Como habrás podido deducir, prácticamente lo han echado del equipo de su familia… aunque obviamente las decisiones las toma Audi.

¿Es justo? No seré yo quien juzgue lo que se hace en una estructura privada de competición, pero cuando representas los logos de un fabricante o patrocinador y tienes un comportamiento que no encaja con sus valores, ya sea en competición en circuito o en un evento de marketing (siendo las carreras virtuales esto último, en este caso) estás arriesgado a sufrir un castigo severo o acabar fuera del equipo si así lo consideran tus jefes.

Daniel Abt y Allan Mcnish

Abt menospreció este detalle y un par de días después de las acusaciones de trampas al piloto de Audi, el equipo decidió prescindir de él. Ya hemos visto por situaciones muy distintas (e incomparables con esta, por supuesto), como insultos racistas en una carrera virtual que han tenido consecuencias en la vida real, terminando también con el despido del piloto.

No nos quedemos con el hecho de que “lo sucedido en una carrera virtual le ha hecho perder su trabajo”. Es que un mal comportamiento en cualquier otro tipo de evento mediático (¡la carrera virtual tuvo más de 100.000 visualizaciones!) podría haber tenido las mismas consecuencias.

Imagen: Audi

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o AUTO BILD.

Etiquetas:

Fórmula E

Y además