Skip to main content

Noticia

VÍDEO: Esta es la última tecnología para arrancar el motor de tu coche…

Este sistema no falla

En este vídeo te presentamos la última tecnología para arrancar el motor de tu coche. Y, además, es de lo más económica y no tienes que equiparlo como extra. ¡Un chollo! 

No te pierdas: VÍDEO: ¡Wow! Dos coches haciendo equilibrios en el aire… ¡hay que estar muy loco!

Estamos en una época de continuo desarrollo tecnológico. Asistentes a la conducción, cámaras de visión 360, conducción autónoma y numerosos sistemas que arranque que se encargan de ahorrar el máximo combustible y garantizar el correcto funcionamiento del coche. Bien, pues olvida todo lo que te han contado. Esta es la última tecnología para arrancar el motor de tu coche. 

VÍDEO: Se acabó dar vueltas buscando sitio…. en Japón van años por delante

El sistema más fiable del mercado

Sí, es cierto que los avances tecnológicos hacen más fácil la vida al conductor. Regulan la temperatura de la cabina de forma automática, alumbran muchos más metros y son más seguros en todos los aspectos. Pero todos esos sistemas dependen de la electrónica. Si un día falla, te quedas sin coche. 

Mira esto: VÍDEO: Esta es la salvada del año, ¡ni en las películas de acción!

Eso nunca le va a pasar a este conductor. Su coche no es el más moderno ni seguro, y seguramente, no cumpla con las normas anticontaminación actuales, pero no depende de ninguna nueva tecnología. Sólo necesita una manivela con la que poder girar y darle aire a su motor. 

coche no arranca

No es lo más revolucionario. La verdad que no. Pero este sistema no se pasa de moda nunca. Y tiene la fiabilidad de ser puramente manual. Solo necesita fuerza en el brazo y maña. Así que, si tu motor no arranca, esta es la última tecnología para arreglarlo.

Obviamente, sigues teniendo que tener en regla la batería del coche y necesitas combustible para poder arrancar el coche por la mañana… Pero no dependes de la electrónica únicamente. Todavía quedan algunos románticos por el mundo. 

Y además