Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Manos y precisión de cirujano para driftar en el patio de vecinos

Este conductor es muy, muy bueno...

Será una de las demostraciones de drift más difíciles que has visto nunca. Manos y precisión de cirujano para driftar en el patio de vecinos en este vídeo. 

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Hacer derrapar la trasera del coche es algo que puede hacer casi cualquier conductor con un par de intentos y algo de habilidad. Esto que vas a ver a continuación es tener manos y precisión de cirujano para driftar en el patio de vecinos, en un espacio muy reducido con paredes y columnas alrededor. Este tipo tiene mucha, mucha habilidad… 

Drift en el patio de vecinos 

Para hacer un pilotaje de drift se necesitan varias cosas. La primera, y la más importante, es habilidad y manos en el conductor que es quién va a realizar las maniobras. Segundo, un coche que cuente con los requisitos mínimos para el drift y un lugar adecuado para hacerlo. 

No te pierdas esto: VÍDEO: hacer drift mola, pero con un clásico familiar mola 1.000 veces más

Bien, vayamos por partes. El coche del vídeo es un Subaru BRZ, es decir, uno de los coches que quedan de deportivos ‘old school’. Ligero, tracción trasera, cambio manual de 6 marchas y un motor potente, un 2,0 litros atmosférico de 200 CV de potencia a 7.000 rpm y 205 Nm de par máximo. 

Subaru BRZ

¿El lugar? Sin duda, el lugar es el peor escenario posible para ponerse a quemar rueda como un loco. Un patio cerrado con una espacio muy reducido y paredes en cada esquina. Una maniobra mal hecha y este coche se destroza contra una de las paredes que le rodea. 

Mira esto: VÍDEO: espectacular demostración de drift con… ¡una moto!

Pero cuando hay manos al volante, se nota. Este conductor tiene manos y precisión de cirujano para driftar en el patio de vecinos. Pone su Subaru BRZ de lado una y otra vez, haciendo donuts en un sitio tan pequeño sacando todo el jugo a sus 200 CV con su cambio manual. Drift de la vieja escuela. Un verdadero espectáculo. No lo intentéis en casa… Va a salir mal. 

Y además