Skip to main content

Noticia

Verdades y mitos acerca de la presión de los neumáticos en verano

Presión de los neumáticos en verano

Ya sabemos de la importancia de controlar periódicamente la presión de los neumáticos pero, ¿cómo influye el verano en ella? Vamos a repasar una serie de mitos y verdades acerca de este tema, tan importante para tu seguridad.

Circular con el coche en verano requiere de una serie de conductas a tener en cuenta para que nuestra seguridad no se vea comprometida. ¿Y cuál es el elemento de seguridad más importante? Los neumáticos, ya que es el único punto de contacto del vehículo con la calzada. Lo principal para asegurar su buen funcionamiento es tener siempre controlada la presión de los mismos. Pero, ¿en qué afecta el calor a ésta? Vamos a repasar una serie de mitos y verdades sobre el tema para que no cometas ningún error durante las vacaciones. Así debes tratar la presión de los neumáticos en verano.

¿Cómo afecta el calor al aire de los neumáticos?

El aire que le ponemos a los neumáticos es frío, pero el calor hace que éste se dilate, de ahí que la presión de la goma suba durante la marcha. Tenemos que tener en cuenta que durante el verano la temperatura del asfalto se dispara, con lo que la dilatación del aire de las ruedas suele ser mayor. No es algo exagerado, pero sí tenemos que tenerlo en cuenta a la hora de elegir la presión de los neumáticos en verano.

No te pierdas: Ventajas e inconvenientes de llevar alta la presión de los neumáticos

Entonces, ¿pongo menos presión en verano?

La teoría dice que en verano podría ser conveniente rodar con algo menos de presión en frío, ya que la presión en caliente será mayor que en invierno. Sin embargo, los fabricantes de neumáticos tienen totalmente testada la influencia del aumento de las temperaturas en sus productos, con lo que no has de temer nada. De las presiones recomendadas, que podrás ver en la puerta del conductor, pon la más baja de las que te salen y listo.

¿Pongo más presión si cargo el coche?

Los viajes de verano en coche suelen ir acompañados de una gran carga de equipaje que normalmente no llevamos. Esto se traduce en un peso extra que los neumáticos han de soportar, de tal manera que ayudaríamos a su buena conservación elevando la presión para ese desplazamiento en concreto. ¿Hasta dónde? En las indicaciones del fabricante nos pondrá cuál es el baremo máximo que debemos poner. No lo pases de ahí. Eso sí, recuerda cuando acabes este viaje volver a las presiones estándar cuando el aire de la rueda se haya enfriado. No circules con este extra de presión en tu destino vacacional por ahorrarte una visita a la gasolinera.

¿Es más o menos importante llevar la presión correcta en verano?

Llevar los neumáticos del coche con la presión correcta es igual de importante en cualquiera de las estaciones del año. Lo habitual es que los desplazamientos de larga distancia se hagan en esta época, con lo que una revisión justo antes de echarse a la carretera es necesaria. En ella, eso sí, no debería haber sorpresas si acudes a comprobar la presión cada mes, que es lo que se recomienda. Recuerda además que llevar la presión que debes en los neumáticos se traducirá en un ahorro para tu bolsillo, porque la resistencia al avance del coche por rozamiento será la que debe, y no mayor, no aumentando indebidamente el consumo de carburante.

Lecturas recomendadas