Skip to main content

Noticia

Motor

Trucos para quitar los arañazos del coche

Bayeta reparadora de arañazos

“Apaños” por poco dinero.

Pocas hay que molesten más que ir a coger el coche y encontrarse con que alguien lo ha arañado, ya sea de manera fortuita o adrede. La impotencia que se siente es total, pero por suerte, según sea el caso, es posible solucionarlo de manera casera por poco dinero. Te contamos una serie de trucos para quitar los arañazos del coche que, si bien no conseguirán que parezca nuevo, al menos si disimularán el desperfecto.

Rotulador

La alternativa más básica, barata y, si no tenemos cuidado, cutre. Consiste en pintar el arañazo para que no se note su presencia y se puede hacer con un rotulador cualquiera, aunque en tiendas especializadas venden otros que dejan un mejor resultado. Ahora bien, para que se disimule como es debido el tono de éste tiene que ser idéntico al de la carrocería, algo que es ligeramente complicado si no hablamos de colores muy básicos o, directamente, blanco o negro.

Pintura en spray

Otra opción en la que el acabado, lógicamente, no va a ser como si pasaras por el taller, pero que puede dar buen resultado. El mayor problema, una vez más, es encontrar el color exacto de la carrocería para no se note la diferencia. Si lo has conseguido, aplicarlo es fácil: protege los alrededores con cinta de carrocero y “dispara” desde la distancia recomendada por el fabricante.

Paño reparador

Sirve solo para arañazos poco profundos. Se trata de un paño que lleva impregnado pulimento, así que lo extiende al dar pasadas sobre la carrocería. Solo hay que frotar de manera repetida la zona afectada (después de haberla limpiado) hasta que los arañazos queden cubiertos. Después, se retira el sobrante con otro paño.

Pulimento

Es una pasta que se utiliza para rellenar los arañazos, aunque tiene un limite y si son muy profundos el efecto dejará que desear. Se aplica con un paño o esponja y hay que tener en cuenta que hay varios tipos con diversos grados de abrasión, así que debes de asegurarte de emplear el que se ajuste al roce que haya sufrido tu coche.

Pegatinas

No lo recomendamos y es cutre hasta el extremo, pero todos hemos visto algún vehículo que ha intentado tapar un destrozo con un adhesivo. El resultado es malo, pocas veces cubre el golpe entero y, más que hacerlo pasar desapercibido, lo que hace es llamar la atención sobre el desperfecto.

Y además