Skip to main content

Noticia

Motor

Así saca el Koenigsegg Gemera 600 CV de su motor tricilíndrico

Koenigsegg Gemera
El ‘Pequeño Gigante Amistoso’.

Koenigsegg no deja de dar alegrías al mundo del motor. Su última joya es el Jesko (y su variante Absolut), pero también ha sacado a la palestra recientemente el Koenigsegg Gemera, modelo interesante por muchos motivos, pero entre los que destaca tener un pequeño motor tricilíndrico que consigue desarrollar nada menos que 600 CV de potencia.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Primero, pongámoslo en contexto. Estamos ante un hiperdeportivo familiar (si es que existe tal cosa) de naturaleza híbrida, que ofrece unos guarismos totales de 1.700 CV y 3.500 Nm de par máximo, ahí es nada. De tamaño cifra en parte es responsable un motor 2.0 tricilíndrico de gasolina, que aporta 600 CV.

VÍDEO: Koenigsegg Gemera, así fue la presentación de sus 1.700 CV

Es, básicamente, una patada en la cara a todos aquellos que decían que el ‘downsiizing’ hacía que el mundo del automóvil fuera peor. Ahora bien, lo que intriga es saber como el bloque, que recibe el cariñoso apodo de TFG, ‘Tiny Firendly Giant’, es decir, el ‘Pequeño Gigante Amistoso’, llega a tales números. Y, cuando hablamos de temas técnicos, lo mejor es recurrir a los especialistas en ello, lo que se traduce en acudir a Jason, del canal de youtube de Engineering explained:

La explicación es realmente completa, pero al estar en inglés es posible que alguno se pierda. El resumen es que se trata de una obra tecnológica importante que, pese a su pequeño tamaño cilindrada, cuenta con soluciones muy interesantes para conseguir tamaño rendimiento: no tiene un árbol de levas tradicional, utiliza controladores neumáticos para controlar las válvulas, los cilindros tienen un gran diámetro y recorrido, monta dos turbos y es capaz de subir hasta las 8.500 rpm.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además