Skip to main content

Noticia

Gadgets

¿Quema el volante al dejar el coche al sol? Es simple, pero necesitas esto

Parasol Volante

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Subirse al coche en verano a veces es todo un desafío. Si lo has tenido que dejar al sol porque no tienes garaje, o porque allá donde ibas no tenías otra opción, es muy probable que todo el coche queme, principalmente si lo has dejado en las horas de más calor. Lo ideal es que no toques nada en el coche hasta que no puedas poner el aire acondicionado y pase algo de tiempo. Sin embargo, eso es imposible para el conductor, que tiene que conducir sí o sí.

Un parasol para el parabrisas puede ser una buena opción. Pero lo cierto es que aun así muchos de nosotros no llevamos un parasol en el coche. No obstante, aunque ese sea el caso, nunca debería faltarnos un parasol para el volante.

Y es que este accesorio es simple a más no poder, pero también resulta de lo más útil cuando tenemos que conducir tras haber dejado el coche aparcado bajo el sol.

Vale unos 12 euros, aunque podemos encontrarlo algo más barato. No obstante, hemos elegido este porque tiene buenas opiniones. Aunque en realidad no es que sea nada complejo. Al fin y al cabo, se trata de un parasol plateado, del mismo material que el parasol que fijamos en el parabrisas. Tiene la forma del volante, y una especie de pequeño bolsillo para que podamos instalarlo, siendo en realidad una funda para el volante cuya función principal es la de reflejar los rayos del sol.

Obviamente, seguirá haciendo mucho calor en el coche, pero podremos manejar el volante sin problemas. Y es que, si bien es cierto que podemos soportar el conducir el coche aunque haga calor, no resulta tan fácil si no podemos sujetar el volante porque queda demasiado.

Si eres de los que no suele utilizar un parasol, bien porque no lo considera necesario, o bien porque tiene un garaje en el que dejar el vehículo para evitar el efecto del sol, quizás pienses que este accesorio no es necesario. Sin embargo, este pequeño parasol para el volante sí debería ser obligatorio. No siempre es posible elegir no dejar el coche al sol, y deberíamos siempre poder asegurarnos de que podremos manejar el volante sin ningún problema cuando volvamos al vehículo.

Además, no es especialmente caro, y es un accesorio que no va a sufrir desgaste, por lo que es un gasto casi obligatorio teniendo en cuenta los veranos españoles.

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además