Skip to main content

Noticia

Radares

¿A qué velocidad multan los nuevos radares de la DGT?

Nuevos radares Velolaser

Una sentencia del Tribunal Supremo baja el margen del error del 7 al 5%

Una sentencia del Tribunal Supremo reduce el margen de error que deben aplicar los nuevos radares de la DGT del 7 al 5%. 

Aquí ha colocado la DGT los radares (listado provincia a provincia)

La conclusión a la que han llegado los magistrados de la Sala de lo Penal es que "si el aparato de mediciónes empleado desde una ubicación fija, esto es sin movimiento, ya sea fijo o estático, el margen de error es del 5%". Creen que esa catalogación es "lógica" porque "la medición de la velocidad, desde un radar fijo, o desde una instalación sin movimiento, supone un menor margen de error que la medición realizada desde un dispositivo en movimiento".

Supone esto que los Velolaser y todo aquél cinemómetro que pueda cambiar de ubicación pero dispare la foto desde un punto estático, dejará un margen de error menor a los conductores.

En este vídeo puedes ver cómo funcionan los nuevos radares de la DGT

¿Por qué se aplica un margen de error en los radares?

Aunque las máquinas que miden la velocidad a la que circulamos por autovías, autopistas, carreteras convencionales y vías urbanas son ultraprecisas, existen condiciones que pueden reducir su exactitud.

Todos los radares miden la velocidad mediante una onda que se propaga en un medio. Las leyes de la física demuestran que la velocidad de propagación de una onda en un medio depende de la densidad del medio; de ahí que existan condiciones que alteran la velocidad a la que se propagan las señales que emiten los radares de tráfico. Por ejemplo, un día de altas presiones, con niebla o con lluvia, la medición es diferente a la que se puede comprobar un día de baja presión atmosférica.

Esta variabilidad es la que explica por qué la ley obliga a aplicar un margen de error en los radares, entendiendo por tal unos coeficientes para asegurarse de que siempre que salte el radar sea porque efectivamente se ha superado el máximo legal de la vía en cuestión.

Los nuevos radares de la DGT, ¿son fijos o móviles?

Los nuevos radares de la DGT, los Velolaser, están clasificados como radares móviles. Lo son porque se pueden colocar en casi cualquier lugar (en estas ubicaciones que nos ha descubierto la Guardia Civil y en estas otras que nos ha chivado SocialDrive tienes la prueba); sin embargo un juez ha decidido que no pueden tener esta consideración en lo que a margen de error se refiere.

De acuerdo con una sentencia dictada por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de la que se ha hecho eco Europapress, los radares móviles de tráfico que realizan la medición de la velocidad desde una ubicación fija, ya sea en trípodes, en coches parados... tienen un margen de error del 5% y no del 7%. Supone esto que el Tribunal atribuye a este tipo de dispositivos el mismo porcentaje que a los fijos.

La sentencia llega como respuesta al recurso de casación interpuesto por un conductor que fue grabado por un radar cuando conducía a 214 km por hora por la AP-68 (sentido Zaragoza), ante lo cual la Audiencia Provincial de Navarra le impuso el pago de una multa de 1.080 euros y la prohibición de conducir durante un año y un día por un delito contra la seguridad vial. 

En un primer momento, un juzgado de Pamplona creyó que el margen de error a aplicar era del 7% con lo que la velocidad a la que circulaba el conductor podía ser de 199 km/h. Con esa estimación, no superaba en 80 km/h la velocidad máxima permitida con lo que no llegaba a delito.

Pero después la Audiencia Provincial entendió que el sistema de medición era estático, con lo que el margen de error a aplicar debía ser del 5 y no del 7%. Así, su exceso de velocidad sí es delito de tráfico.

Entonces, ¿a qué velocidad multan los nuevos radares de la DGT?

Los radares móviles se rigen por la llamada norma de tolerancia 7. Significa que multan al vehículo infractor cuando supere en siete kilómetros por hora los límites establecidos, si estos son inferiores a 100 kilómetros por hora. Cuando la velocidad sea superior a 100 kilómetros por hora se aplicará un 7 por ciento de la misma. 

Los fijos, sin embargo, reducen este margen de error al 5%

Significa esto que para aquellos kilómetros en los que la velocidad máxima permitida sea inferior a 100 km/h (por ejemplo, en carreteras secundarias limitadas a 90 km/h), la cuenta a realizar es la suma de 5 km/h al tope legal de la vía (de ahí que se conozca como 'Tolerancia 7').

Cuando se trata de vías en los que el límite de velocidad máxima permitida supera los 100 km/h, para saber a partir de qué velocidad seremos multados hay que sumar el 5% al máximo permitido. Hagamos la cuenta:

A qué velocidad saltan los nuevos radares de la DGT
En vías con velocidad máxima permitida inferior a 100 km/h Velocidad máxima de la vía Velocidad a la que salta el radar
  50 km/h 55 km/h
  70 km/h 75 km/h
  90 km/h 95 km/h
En vías con velocidad permitida superior a 100 km/h    
  110 km/h 115,5 km/h
  120 km/h 126

Ahora bien, estos velocidades son para cuando los agentes de Tráfico utilizan los nuevos radares en modo genérico, es decir, cuando se colocan junto o adosado al vehículo oficial que debe ir uniformado para incrementar la seguridad subjetiva de control.

Cuando su se usan para controles selectivos, de acuerdo con las instrucciones dadas por los agentes, "el umbral de captura de infracciones se fijará, como mínimo, a partir de la detracción de puntos".

Y además