Logo Autobild.es

Parece mentira, pero la motocamper ya es una realidad

motocamper

Pero no sabemos su precio.

Siempre tuvo cierta popularidad, pero el mercado de las camper ha experimentado un auge considerable desde la pandemia. Cada vez hay más gente que se anima a probar la fórmula en unas vacaciones, por no mencionar los que deciden dar el paso y comprar la suya o directamente transformar la suya. Sin embargo, lo que os traemos hoy es inédito.

Estamos ante la que seguramente sea la primera motocamper del mundo, un proyecto que es una realidad y que saca el máximo partido imaginable a una motocicleta.

El modelo en cuestión es una Yamaha Tenere, pero eso en realidad es lo de menos, puesto que lo importante son las maletas con las que está equipada y que puede montar cualquier otra moto, aunque si es verdad que lo más apropiado es que se haga sobre modelos trail.

A simple vista no se distingue de un juego de maletas metálicas estándar, pero en su interior cuentan con todo lo necesario para crear una cocina que está a la altura de lo que se puede encontrar en cualquier camper.

 

Tiene un depósito de agua, un hornillo, múltiples huecos para guardar platos, cubiertos y utensilios; espacios de almacenamiento para ingredientes, una tabla de cortar, etc.

Cada una de las maletas tiene un mecanismo que permite desplegar varios pisos, cada uno con su funcionalidad, y con todos abiertos hablamos de prácticamente una decena de superficies para cocinar con mucha comodidad, creando una imagen bastante llamativa como puede verse en la publicación de Instagram.

En este loco proyecto ha colaborado Laurent 'Lolo' Cochet, un peculiar y conocido periodista del mundo de las dos ruedas, quien es el protagonista del vídeo que podéis ver bajo estas líneas.

Ahora bien, falta por saber un dato muy importante: el precio. SW Motech no lo ha desvelado y lo cierto es que en su página web, entre los cientos de accesorios que hay disponibles para motocicletas, todavía no aparecen estos complementos.

Esto hace que pensemos dos opciones. La primera es que se trate de una preparación única creada para Cochet. La segunda, que consideramos más posible, es que sea un globo sonda para tantear el mercado y ver la recepción que tiene la idea y, si hay interés suficiente, empezar a comercializarlo.

Eso sí, hay que tener en cuenta dos aspectos que hacen que el “invento” no tenga solo aspectos positivos.

El primero es el hecho de que meter tal cantidad de material en una motocicleta incrementará considerablemente el peso de la misma, algo que hay que valorar. 

El segundo es referente a que, con esta transformación, la moto tiene cocina y, por tanto, el aspecto culinario se solventa, pero aún así hay que ingeniar un método adicional para llevar consigo una tienda de campaña, con el saco y todo lo que se necesita, para poder dormir y acampar con todas las de la ley.

Esto supondría añadir uno o varios bultos adicionales a la carga que se lleva en la motocicleta, y dado que todas las maletas están ocupadas, solo se nos ocurre que pudieran llevarse a la espalda del piloto o del acompañante, si es que se lleva “paquete”.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.