Skip to main content

Noticia

El Papa tiene un Lamborghini Huracán… pero lo subastará para la caridad

Lamborghini Huracán Papa

Lamborghini ha donado una unidad decorada con los colores de la bandera del Vaticano que se empelará para ayudar a los cristianos de Irak.

Del Papamóvil, bueno, de los múltiples modelos que han ejercido como tal a lo largo de los años, se ha hablado mucho y si algo podemos sacar en claro de todos ellos es que siempre han priorizado la seguridad (más aún tras el intento de asesinato que sufrió Juan Pablo II en 1981). Lo que nunca se ha visto ha sido al Santo Pontífice con todo un superdeportivo en su garaje, algo que ha cambiado ya que Lamborghini ha donado un Huracán al Papa Francisco… aunque por una buena causa.

VÍDEO: la gama completa del Lamborghini Huracán, en acción

Y es que el bólido italiano, pinta en color blanco y decorado con detalles dorados, imitando la bandera del Vaticano, será subastado por la casa Sotheby’s (más que conocida en el mundillo) y los beneficios que se obtengan se utilizarán para ayudar a regresa a Irak a las comunidades cristiana desplazadas, que se calcula que están formadas por unas 12.000 personas sirio-católicas, sirio-ortodoxas y caldeas. El proyecto es parte de la organización “Ayuda a la Iglesia que sufre” y también se ha anunciado que una porción de los ingresos obtenidos se dedicará a comunidad Papa Juan XXIII que se ocupa de mujeres víctimas de la trata de blancas.

Huelga decir que por mucho que el Lamborghini Huracán arranque su precio de mercado en poco más de 200.000 euros, esta unidad única por lo especial que es (está incluso bendecida por el propio Francisco) no es descabellado que alcance las seis cifras en la puja que se llevará a cabo. Hay que tener en cuenta que, además de valor simbólico que tiene y de lo exclusiva que es, su afortunado dueño incorporará a su colección una auténtica bestia en cuyo interior ruge un glorioso motor V10 de 5,2 litros que entrega 580 CV de potencia.

La historia de los Papamóviles

Lecturas recomendadas