Skip to main content

Noticia

Los nuevos radares de la DGT son casi invisibles

nuevos radares DGT
Los 60 nuevos radares móviles de la DGT han costado 860.310 euros.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha compartido las imágenes de los nuevos radares de la DGT.  Unos dispositivos móviles que gracias a sus reducidas dimensiones y a la posibilidad de ser operados a distancia y sin cableado de por medio, resultarán prácticamente invisibles para la inmensa mayoría de usuarios. Son aptos para ser utilizados sobre un trípode, en un coche, colocados en el guardarraíl, en un pórtico…

VÍDEO: Falsos mitos de los radares de carretera

Se tratan, en concreto, de 60 nuevos radares Velolaser que próximamente se sumarán al larga y temida lista de radares de la DGT. Fabricados por Invia Sistemas, estos 60 aparatos han supuesto un coste de 860.310 euros, es decir, el equivalente a 14.338 euros por unidad. Una cantidad que no tardará mucho en ser amortizada, pues apenas 300 multas de importe mínimo (50 euros con la reducción por pronto pago aplicada), su coste ya estaría cubierto.

Invia Sistemas indica en su página web que los nuevos radares Velolaser de la D G T son capaces de detectar velocidades de hasta 250 km/h, de controlar dos carriles en ambos sentidos al mismo tiempo, de distinguir entre turismos y vehículos pesados, de ser operados de forma remota utilizando un dispositivo con conexión WiFi o 3G/4G o de calcular la distancia de seguridad.

El reducido tamaño de estos radares permite que resulten prácticamente invisibles. Son compactos, ligeros y manejables, lo que facilita que puedan ser instalados tanto en los tradicionales trípodes como en vehículos, incluidas las nuevas motocicletas de la Guardia Civil. También se pueden colocar sobre los quitamiedos, lo que unido al hecho de que puedan ser manejados a una distancia de hasta 50 metros mediante WiFi y que cuenten con una batería con una autonomía de al menos cinco horas, los convierte en una herramienta muy eficaz para el control de la velocidad.

El periódico ElMundo indica que inicialmente se había reservado una partida de hasta 1,36 millones de euros para su adquisición, pero que finalmente la compra de estos 60 nuevos radares de la DGT se cerró en noviembre de 2017 por una cantidad muy inferior: 860.310 euros.

Semana Santa

El martes día 20, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acudía a la presentación de este nuevo sistema de detención de velocidad. A esta cita no faltaron el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y el coronel de Operaciones de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, José Luis Tovar.

El ministro confirmaba que a partir del próximo viernes a las 15 horas, y hasta las 24.00 horas del lunes 2 de abril, se pondrá en funcionamiento el dispositivo especial de vigilancia, regulación, ordenación y vigilancia del tráfico con motivo de la Semana Santa. Zoido ha afirmado que estamos ante una de las fechas más conflictivas del calendario en lo que a desplazamientos se refiere, de ahí la justificación de este dispositivo.

Fuente: ElMundo, DGT | Imágenes: Facebook

Y además