Skip to main content

Noticia

Motor

El nuevo aviso de la DGT: usar el móvil al volante es igual que beber alcohol

Cómo utilizar el navegador de tu teléfono sin que te multen

¿Sabías que mirar el móvil mientras conduces es tan peligroso como hacerlo bajos los efectos del alcohol? No lo decimos nosotros, sino los expertos de la DGT.

Atent@ a los datos que maneja la DGT:

  • Las distracciones son la causa de 1 de cada 3 accidentes mortales
  • Tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar
  • A pesar de esto, más de 1 de cada 3 españoles reconoce haber telefoneado, leído o escrito mensajes durante la conducción en el último año

El segundo punto es el que justifica, en parte la última advertencia que los expertos de Tráfico lanzan a través de Twitter: la peligrosidad por un uso inadecuado del móvil puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

El peligro de usar el móvil mientras conduces

Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un mensaje Whats App, manipular el navegador o utilizar las redes sociales, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

Diversos estudios han constatado que una persona que usa el móvil mientras conduce pierde la capacidad de mantener una velocidad constante. Pero, además, no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente.

La DGT revela 5 trucos que no funcionan para evitar dar positivo en un control de alcoholemia y 2 que sí

Otros, aseguran que un conductor que circula bajo los efectos del alcohol lo hace más cerca de otros usuarios (no respeta la distancia de seguridad por "errores en la apreciación de las distancias"), aumenta la velocidad (por una falsa sensación de seguridad), no percibe buena parte de las señales y pierde parte de sus reflejos.

Es por esto que la nueva Ley de Seguridad Vial endurece las sanciones por usar el móvil al volante y penaliza con 200 euros y la pérdida de seis puntos del permiso de conducir (el doble de saldo que la norma anterior) a quienes sujetan el teléfono con la mano (incluso si está apagado).

Etiquetas:

DGT

Y además