Skip to main content

Noticia

Motor

Nueva normalidad, ¿cuándo hay que conducir con mascarilla?

Mascarilla

Esta misma semana el Gobierno aprobó en el Consejo de Ministros el Real Decreto Ley que se encargará de sentar las bases de la llamada nueva normalidad, que llegará cuando finalice definitivamente el Estado de Alarma el próximo 21 de junio. La citada normativa regula cómo tendremos que desplazarnos en los medios de transporte y en coche: ¿cuándo habrá que conducir con mascarilla?

Salir en coche desde Madrid a otra provincia: ya hay fecha para hacerlo

De momento, su uso sigue siendo obligatorio. A nivel particular se mantienen las medidas que se habían establecido hasta el momento. Cuando viajemos en nuestro coche privado con personas que residan en nuestro domicilio, la mascarilla no será obligatoria y, además, podrán viajar tantos individuos como plazas tenga el vehículo. Si los ocupantes no viven en la misma casa, el uso de este elemento será obligatorio y la distribución tendrá límites: dos personas por cada fila de asientos manteniendo la mayor distancia posible.

En el caso de los vehículos destinados al transporte público de pasajeros como son los servicios de taxi y VTC, el escenario será parecido al anterior. Cuando los usuarios que suban a bordo vivan bajo el mismo techo, podrán ocupar las tres plazas traseras. Si no son convivientes, sólo podrán viajar dos personas. Sea como sea, el asiento del copiloto tendrá que ir siempre vacío y la mascarilla será obligatoria en todos los casos.

Nueva normalidad, ¿cuándo hay que conducir con mascarilla?

Servicios de carsharing

Cuando queramos ponernos al volante de un coche eléctrico de carsharing, deberemos cumplir los protocolos de seguridad e higiene establecidos por las empresas. Así las cosas, además de los guantes, tendremos que usar la mascarilla aunque vayamos solos en el vehículo de uso compartido. 

Mascarillas en el coche: ¿cada cuánto hay que cambiarlas?

Esta forma de protegernos frente al coronavirus mantiene su obligatoriedad en el transporte público: autobuses, trenes, aviones y barcos. Igual que ha sucedido hasta ahora, en la nueva normalidad las empresas tendrán que adoptar las medidas necesarias para que haya la máxima separación posible entre los viajeros: no podrán estar ocupados más de la mitad de los asientos y la fila posterior a la butaca del conductor se mantendrá siempre vacía. Al mismo tiempo, se establecerán procedimientos para evitar aglomeraciones en el acceso y en la salida.

Mascarilla

La multa por no usar la mascarilla

Tras este repaso queda claro que durante un largo periodo de tiempo, la mascarilla será un accesorio obligatorio cuando no está garantizada la distancia mínima de seguridad. No en vano, el incumplimiento de esta normativa será sancionado con multas de hasta 100 euros. Además, a partir de ahora la responsabilidad de vigilancia, inspección y control recaerá sobre las comunidades autónomas y las entidades locales.

Las excepciones

Como buena norma, el uso de la mascarilla en el coche y en el resto de transportes cuenta con una serie de excepciones que anulan la obligatoriedad de este equipamiento de protección sanitaria. Están establecidas en la Orden SND/422/2020 y son las siguientes:

  • Menores de 6 años.
  • Personas con dificultades respiratorias, discapacitadas o dependientes.
  • Cuando el desarrollo de la actividad en cuestión sea incompatibles con su uso.
  • Casos justificados por causa de fuerza mayor.
  • Situaciones de necesidad.

Y además