Skip to main content

Noticia

El neumático de Continental que ajusta la presión en marcha para ahorrar combustible

Neumático Continental

En el Salón de Frankfurt 2019, Continental ha presentado un neumático que ajusta la presión en marcha para ahorrar combustible y lo monitorea en todo momento.

El futuro de los neumáticos parece haber aterrizado finalmente, o más bien nos deja ver un adelanto de lo que está por llegar. Y es que en el Salón de Frankfurt 2019, cita que hoy cierra sus puertas en la edición de este año, ha sido presentado el neumático de Continental que ajusta la presión sobre la marcha para ahorrar combustible. Se trata de uno de los avances más importantes registrado en los últimos años en tecnología de neumáticos.

No te pierdas: En cifras: así funciona el proyecto VisionZero by Continental

Gracias a una ingeniosa integración electrónica y de ingeniería, el nuevo neumático de Continental puede monitorear su propio estado y ajustar la presión sobre la marcha. Cuando se trata de eficiencia de combustible, la presión de los neumáticos es un problema. Según estudios recientes, un neumático desinflado en 7,5 psi (0,5 kg/cm2), supone una disminución del 2,8 en el ahorro de combustible. Además, más del 25% de los coches que circulan por nuestras carreteras llevan una presión incorrecta en sus neumáticos.

Neumático Continental
El sistema monitorea en todo momento el estado del neumático

El neumático conectado de Continental y sus avances

Para aumentar la eficiencia, el nuevo neumático de Continental puede monitorear varios parámetros, incluida la profundidad de la banda de rodadura, la integridad del neumático y su presión. Esta tecnología es denominada C.A.R.E. (Connected, Autonomous, Reliable, Electrified), un complejo sistema que permite al neumático informar de diferentes datos, así como monitorear la presión para mantenerla dentro de los parámetros correctos.

Para regular la presión, Continental utiliza una bomba centrífuga integrada en la rueda. Esta bomba emplea la fuerza de giro de la rueda para aumentar la presión de aire del neumático y mantenerlo dentro de las especificaciones adecuadas. Continental cree que esta nueva tecnología de neumáticos conectados permitirá vehículos más eficientes que reducirán las emisiones de CO2.

Otra ventaja de esta tecnología de neumáticos conectados es que las compañías podrán administrar sus flotas de coches autónomos donde no existe un conductor que pueda controlar la presión de los neumáticos. No solo contribuirá a hacer los coches más seguros, sino que también ayudará a mejorar la eficiencia.

Continental cree que, además de mejorar la eficiencia y la seguridad, este neumático conectado permitirá aumentar el rendimiento del coche. La tecnología PressureBoost utiliza aire para adaptar rápidamente las presiones de los neumáticos a diversas situaciones de conducción. Esto cambia el neumático de una variable fuera de control a una parte de la experiencia de conducción monitoreada dinámicamente.

Y además

Más de Salón de Frankfurt 2019