Skip to main content

Noticia

Motor

Motor de arranque: qué es, cómo funciona y averías

Motor de arranque

El motor de arranque es una parte humilde pero indispensable de los propulsores. Su origen se remonta a la génesis misma de los automóviles y su evolución ha sido notable. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre él: qué es, cómo funciona y averías que puede tener.

Como su propio nombre indica, su función es la de arrancar el motor de combustión, por lo que solo hablamos de vehículos diésel y gasolina. Se encarga de poner en funcionamiento inicialmente los componentes cinemáticos del motor que, de ahí en adelante, ya operan de manera autónoma.

El sistema actual funciona por electricidad, con el simple giro de la llave, que permite que la energía eléctrica de la batería se transforme en energía cinemática que pone en funcionamiento el cigüeñal.

Los tres destrozos al motor por conducir a bajas revoluciones

Sin embargo, no siempre fue así y es que, en origen, este proceso se hacía de manera manual mediante una palanca que por norma general estaba acoplada en el frente del vehículo. Una persona se encargaba de girarla hasta que el motor se ponía en marcha.

Esto, sin embargo, cambió en 1911, cuando General Motors patentó un sistema de encendido eléctrico para el Cadillac Touring Edition, comenzando su producción en serie poco después y cambiando el panorama para los automóviles, que desde entonces se pasaron a poner en marcha de una manera mucho más práctica.

Partes y funcionamiento

El funcionamiento del motor de arranque del coche es bastante sencillo, pero su estructura está formada por diversas partes que interactúan entre sí para operar, así que conviene conocerlas para tenerlo claro.

Todo está dentro de una carcasa que está fijada a al motor térmico y a la caja de cambios. Cuando se da contacto a la llave, la energía eléctrica se transmite al solenoide, que hace palanca sobre el piñón de arrastre y se acopla a la corona del volante de inercia del motor térmico, poniéndolo en movimiento.

Cuando éste gira a más velocidad que el piñón, éste se desacopla y, cuando se “suelta” la llave y ésta vuelve a la posición anterior en el bombín, el solenoide hace lo mismo y el circuito vuelve a quedarse abierto, dejando que el propulsor de combustión opere de forma autónoma.

Averías del motor de arranque

Es una pieza que se desgasta con el paso del tiempo, pero por “suerte” hay una serie de síntomas que avisan de su estado antes de que se produzca una avería.

Todos ellos llegan a la hora de intentar arrancar el coche, lo que hace que pueda confundirse con problemas con la batería, ya que se parecen bastante. Es por eso que, ante la duda, lo primero es comprobar si la batería está en buen estado.

Ahora bien, los síntomas de que el motor de arranque empieza a fallar son estos:

  • Al intentar arrancar, el coche no lo hace a la primera, le cuesta. Es posible que en épocas de mucho frío este comportamiento se acentúe
  • Se escuchan ruidos al girar la llave para arrancar el motor y/o justo después de que se lleve a cabo el arranque

A la hora de detectar el origen del mal funcionamiento o avería, son varios los elementos que pueden estar dando el problema. El más habitual son las escobillas, encargadas de transmitir la electricidad, que rozan de manera continua y suelen desgastarse por completo cada 150.000 kilómetros.

Otros posibles fallos pueden encontrarse en que la corona, que se haya desgastado, o en que se haya acumulado demasiada suciedad en el rotor, lo que le impida girar a la velocidad necesaria para poner el coche en marca. En todos los casos, su reparación/sustitución supone cantidades de menos de 200 euros.

En cambio, el precio del motor de arranque completo es más elevado, aunque la tarifa depende mucho del modelo, pudiendo oscilar entre los 150 y los 300 o 400 euros.

Etiquetas:

Averías coche

Y además