Skip to main content

Noticia

Enfermedades que no permiten renovar el carne de conducir

Enfermedades que no permiten renovar el carne de conducir

¿Conviene fijar una edad tope para renovar el permiso de conducción? De momento, existen motivos médicos que pueden impedir o poner trabas a la renovación del carné de conducir.

En España, los conductores particulares (los profesionales, al estilo de taxistas, conductores de autobús, ambulancias y camiones, cuentan con restricciones adicionales) tienen obligación de actualizar el permiso cada 10 años para mantenerlo en vigor, o bien cada cinco una vez cumplidos los 65 años, siempre que sin ir más lejos no sean diagnosticados de demencia. De acuerdo con el Real Decreto 818/2009 de 8 de mayo, determinadas enfermedades y tratamientos médicos pueden condicionar la renovación del carné.

Enfermedades que impiden la renovación del carné

- Las personas que se someten a tratamientos de quimioterapia han de esperar tres meses;

- El vértigo impide la renovación;

- La epilepsia obliga a contar un informe  favorable del neurólogo para renovaciones de dos años o de cinco cuando la crisis no ha acontecido en los tres últimos años.

La burocracia para renovar el carné de conducir en Japón

- Por valoración facultativa, se podrá denegar la prórroga a quien padezca ansiedad, depresión, déficit de atención, psicosis, trastorno de personalidad, esquizofrenia, demencia o trastornos cognitivos o amnésicos que impliquen riesgo para la seguridad vial.

- La ceguera y otros trastornos graves del sistema nervioso central. Problemas de agudeza visual, alteraciones en la capacidad de contraste o visión monocular pueden dar lugar a la denegación de la prórroga.

- Dolencias cardiovasculares, las que han provocado arritmias con pérdida de atención o síncopes en los últimos seis meses no pueden prorrogar licencia sin informe médico que lo autorice, un marcapasos obliga a un mes de demora, un desfibrilador automático a seis meses y un infarto agudo de miocardio o una cirugía de prótesis valvular, a tres meses. 

- Las enfermedades cerebrovasculares, como ataques isquémicos, obligan a 6 meses antes de poder actualizar el carné y siempre que un informe no especifique secuela.

- La diabetes que requiera tratamiento de insulina obliga a aportar informe del especialista para una renovación de 4 años.

- Los receptores de transplante renal solo podrán renovar carné "pasados seis meses de antigüedad sin problemas derivados y con informe favorable". 

- Las enfermedades respiratorias restringen la prórroga, impidiéndose en el caso de disneas permanentes en reposo o de esfuerzo leve.

- Las personas que abusen del alcohol, que padezcan drogadicción o tengan dependencia o trastornos relacionados no podrán renovar carné.

- El consumo de medicamentos impiden la renovación de la licencia a quienes ingieran preparados que produzcan efectos adversos graves sobre la capacidad al volante.

Fuente: ABC

Lecturas recomendadas