Skip to main content

Noticia

Competición

La mítica historia del Porsche 917 “Pink Pig”, de vuelta en 2018

Porsche 917/20

No te pierdas la curiosa historia del Porsche 917/20, a la que rinde homenaje uno de los Porsche 911 RSR que participan en la carrera de este año.

Uno de los Porsche de competición más especiales y recordados es el Porsche 917/20 “Ping Pig”, o lo que es lo mismo “Cerdo Rosa”. Este vehículo fue creado para las 24 Horas de Le Mans de 1971, única carrera en la que participó, y este año la marca de Stuttgart homenajea su participación – en el 70 aniversario de la marca - replicando su decoración en uno de los 911 RSR en pista.

Te puede interesar: Sigue en directo las 24 Horas de Le Mans 2018

Porsche quiso poner en pista en las 24 Horas de Le Mans de 1971 un vehículo que combinase las bondades de la especificación "cola larga" y "cola corta" del 917. Los ingenieros de la marca trabajaron junto a la compañía francesa SERA para diseñar este 917/20 tan extraño, que tenía una parte delantera muy ancha, ruedas cubiertas, era más largo que sus competidores…

Pero quizás lo que más llamó la atención del modelo fue la decoración que lucía, en color rosa y con los nombres de la anatomía del cerdo en cada parte del vehículo, siguiendo las guías usadas por los carniceros. Éste fue apodado por ello como “Ping Pig”, o lo que es lo mismo en nuestro idioma: “Cerdo Rosa”. Los franceses lo llamaron “Big Berta” y también se le conoció como “Truffle Hunter”, “Cazador de trufas”.

La razón de esta decoración, según cuenta la leyenda, es que Porsche encargó el diseño a su jefe de esta área, Antoine Lapine. Sin embargo, éste decidió vengarse ante la compañía por haber encargado la creación del vehículo a la compañía SERA, descartando su borrador para mejorar la aerodinámica del coche.

Porsche Pink Pig

Lapine aceptó la invitación para decorar el 917/20 y decidió hacerlo de esta curiosa forma, dando vida al “Cerdo Rosa”. En su única participación en Le Mans no logró buenos resultados, de hecho abandonó por accidente… aunque, eso sí, dejó muy buenas sensaciones en cuanto a ritmo sobre la pista en los test previos.

El “Pink Pig” original se encuentra en el Museo Porsche, en Alemania, donde es uno de los coches más fotografiados. En Le Mans lucha por la victoria entre los GTEPro el 911 RSR con su decoración, con Laurens Vanthoor, Kevin Estre y Michael Christensen.

Imagen: Porsche

Lecturas recomendadas