Noticia

¡Los tienen bien puestos! De rally a la nieve con supercars

¡Los tienen bien puestos! De rally a la nieve con supercars

Raúl Salinas

12/14/2015 - 11:22

Tener un superdeportivo en países donde nieva habitualmente, por ejemplo en Suecia, Suiza o Canadá, hace que durante los meses de invierno tengas dos opciones: o bien eliges cuidadosamente los días soleados y cálidos para salir con tu deportivo o bien lo dejas en el garaje aparcado durante estos meses y utilizas tu Range Rover o Porsche Cayenne para ir a por el pan. Estos canadienses no siguieron ninguna de estas opciones y se fueron de rally hacia las montañas con sus bólidos: la nieve presentó batalla...

Llevar un superdeportivo a la nieve es algo para lo que se necesitan nervios de acero y muchas manos. Este tipo de vehículos suele combinar una enorme cantidad de potencia y una tracción, generalmente, enviada únicamente a las ruedas traseras. Estos dos factores son fatales para la conducción con nieve, pero parece que para un grupo de locos entusiastas en Canadá este no es un motivo suficiente como para dejar sus bestias aparcadas en el garaje. Aquí tienes el vídeo de la hazaña:

Y es que empezar un viaje con coches como un Ferrari F430 modificado con doble turbo, un Lamborghini Gallardo un Porsche 911 GT3 RS 2015, hacia las montañas rocosas en época de frío es de locos. Una vez más los canadienses demuestran su buen nivel de coches con una quedada muy interesante. El objetivo de este último encuentro de la temporada estival era llegar al pueblo de Banff, en plenas rocosas.

No te lo pierdas: Así es un curso de conducción en nieve de Audi

Lo que empezó como un día bastante bueno, pronto comenzó a ponerse feo. Primero fue un intenso viento, más tarde comenzó a llover y conforme iban subiendo de cota, esta se convirtió en una nevada moderada: tocaba parar y reflexionar. Muchos se dieron la vuelta, pero otros, auténticos héroes, decidieron seguir adelante. La caravana de valientes se metió dentro de la tormenta de nieve, pero todos salieron de ella sanos y salvos, eso sí, como en el caso del conductor del Porsche, muchos terminaron con un viaje en el que el miedo estuvo muy presente. ¿Te imaginas destrozar tu bólido de más de 200.000 euros por una imprudencia tonta? ¡Y encima todo grabado en vídeo!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches