Skip to main content

Noticia

Koenigsegg Jesko: 1.600 CV y 482 km/h de punta

Koenisegg Jesko

La nueva bestia sueca.

El mundo de los hiperdeportivos tiene un nuevo gallo en el corral, uno que llega con todo para hacerse el amo y señor: el Koenigsegg Jesko se ha presentado en el Salón de Ginebra 2019 y el resto de exponentes del segmento debería echarse a temblar.

Todos los coches nuevos de 2019

Se mire por donde se mire, es un Koenigsegg. Hay muchos elementos de su diseño, sobre todo los laterales y la “cúpula” del habitáculo, que recuerdan a otros modelos de la marca, algo que tiene sentido ya que uno de los aspectos claves en su concepción ha sido la aerodinámica, algo de lo que da buena cuenta el descomunal alerón trasero.

VÍDEO: ¡El Koenigsegg Agera RS aceptó el desafío! Así hizo el 0-400-0

 

 

De hecho, hasta tal punto es así que a 250 km/h es capaz de generar 800 kilos de carga aerodinámica, un 40% más que un Agera RS, cifra que llega hasta los 1.000 kilos cuando se alcanzan los 275 km/h.

Dichas velocidades, no obstante, no están ni remotamente cerca de su punta que, según las simulaciones del fabricante es de 300 mph o, lo que es lo mismo, 482 km/h. De hecho, desde la compañía buscan romper la barrera de los 500 km/h, algo que es posible que consigan si crean una versión del Koenigsegg Jesko con una menor carga aerodinámica.

El Koenigsegg de acceso costará entre 600.000 y 800.000 euros

El culpable de que pueda alcanzar guarismos tales es su motor V8 5.0 biturbo, el mismo del Agera RS, pero rediseñado para entregar 1.280 CV cuando utiliza gasolina normal… pero que hasta 1.600 CV si se llena el depósito con biocombustible E85. A eso hay que sumar un par máximo de 1.500 Nm, por lo que la “patada” que debe pegar no debe ser pequeña.

No hay datos sobre su aceleración de 0 a 100 km/h, que debe durar más o menos lo que dura un parpadeo, en parte gracias también a su caja de cambios, denominada Light Speed Gearbox. Tiene nueve marchas y un sistema de engranajes que hace que pueda cambiar de una marcha a cualquier otra en apenas 20 milisegundos.

Como último detalle curioso, los paneles del techo son desmontables, por lo que será posible conducir el Koenigsegg Jesko en modo descapotable.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas