Logo Autobild.es

He estado en Ferrari Land y te cuento mi experiencia. ¿Repetiría?

Un parque temático de verdad

Si piensas en un parque temático seguro que vienen a tu mente imágenes de dibujos animados, superhéroes y cosas por el estilo. Pero si te gustan los coches no vas a encontrar nada como Ferrari Land, un parque de atracciones en el que se respira el mundo de la competición desde que pasas por el arco de meta. Digo, desde que entras a sus instalaciones. He estado en Ferrari Land y te cuento mi experiencia; y, lo más importante, si me ha gustado tanto como para repetir; o si, por el contrario, no te lo recomiendo en absoluto.

En su día te contamos cómo empezó a construirse Ferrari Land y que Sebastian Vettel colocó la primera piedra, pero ahora vivimos la experiencia en primera persona.

Vídeo: Kimi Räikkönen y Marc Gené en Red Force

Sí, como te decía, y como puedes ver en la galería de imágenes que abre este contenido, tras un enorme arco de entrada te sumerges en un parque con numerosas atracciones. Lo que más me ha enamorado de Ferrari Land es que tienes la sensación de estar en el paddock de un circuito del mundial de F1 más que en un parque de atracciones. De hecho, hay coches de carreras expuestos en medio de los paseos que van de unas atracciones a otras. Cuando yo estuve pude ver un Ferrari 599 GTB Fiorano y un 599 XX EVO F1 (los tienes en la galería principal).

Nada más entrar, a mano izquierda, tienes una tienda como para gastarte todos tus ahorros en cinco minutos en gorras, camisetas, pósters y todo tipo de merchandising de Ferrari. Justo enfrente está el restaurante Pit lane, que parece uno de los que las escuderías montan en los circuitos, pero es que este, además, tiene una decoración por décadas con fotos, cascos y monos de los pilotos más representativos de cada época. Te aseguro que es una chulada tomarse una hamburguesa contemplando esta especie de museo/restaurante.

Ferrari Experience. Ferrari Land gallery

Pero para museo el que no te puedes perder es la Ferrari Land Gallery, una exposición que se sitúa dentro del edificio Ferrari Experience, que está justo enfrente del restaurante, cuya entrada tiene la forma del capó un GT de Ferrari (me recuerda al Ferrari LaFerrari, pero no podría afirmar al 100% que esté inspirado en este modelo). 

En su interior, de forma interactiva, puedes descubrir la historia de la marca. Pero sólo aconsejo esta visita a los muy aficionados o puedes perder tiempo de disfrutar del resto de atracciones. Yo la verdad es que le eché un vistazo bastante rápido, porque iba con la familia y no me dejaron opción a más, pero me quedé con las ganas.

Así son sus atracciones y cuáles son las más recomendables

En Ferrari Land hay atracciones para mayores y pequeños. Así que lo ideal si quieres disfrutarlo al máximo es que viajes en familia, como hice yo. 

Vaya por adelantado que no pude probar todas y cada una de de las atracciones, pero si la mayoría. Las que no haya visitado te lo digo y verás que solo hago una breve descripción de cómo es para que te hagas una idea.

Red Force

Red Force: experiencia en Ferrari Land

Enrique Trillo

Empiezo por el plato fuerte. Es la principal atracción del parque, la más excitante y la que no debes dejar de visitar bajo ningún concepto... siempre que te gusten las emociones fuertes, como a mí, porque es el acelerador vertical más alto y más rápido de Europa (el cuarto más alto y rápido del mundo). Acelera de 0 a 180 km/h en 5 segundos y alcanza una altura de 112 metros. Pero todo lo que te cuente es poco para describir lo que se siente en esa aceleración y, sobre todo, en la brutal bajada vertical. Por cierto, yo la hice con los brazos en alto y creo que la adrenalina todavía no ha recuperado valores normales a estas alturas de la vida... 

Thrill Towers

Thrill Towers Ferrari Land

Supuestamente representan dos pistones gigantes de un Fórmula 1, pero para que lo tengas claro son dos lanzaderas situadas en paralelo. Cada usuario elige cuál de las dos quiere probar: una de ellas es la 'tradicional', es decir, que sube despacio y te deja caer al vacío, con varias subidas y bajadas en el mismo pase; mientras que la otra es diferente, porque se para abajo y te lanza hacia el cielo como un cohete para ir cayendo en distintos escalones. Me gustó probar esta segunda por diferente, pero la verdadera miga de una lanzadera es ese momento en el que estás arriba del todo contemplando la costa dorada, suena ese clonc que libera el mecanismo y ¡caes sin parar!

Racing Legends

Racing Legens Ferrari Land. Marc Gené

Enrique Trillo

Es un simulador (grupal. Caben 8 personas)  muy chulo, con forma de Fórmula 1, que te hace vivir con movimientos, aire e incluso olores la experiencia de conducir coches de F1 de distintas épocas. El propio Marc Gené (en un vídeo, claro) te explica en qué consiste.

Una pequeña crítica: molaría tener un volante para simular que lo conduces tú mismo y, por otro lado, me hubiera gustado algo más de tiempo para poder disfrutar del Hall of fame en el que exponen fotos de todos los pilotos Ferrari en F1 a lo largo de la historia. Si en lugar de situarlo una vez dentro de la atracción estuviera a lo largo de la cola la espera se haría más llevadera y mataríamos dos pájaros de un tiro.

Flying Dreams

En este no monté. Es similar al anterior, por eso está en el mismo edificio Ferrari Experience, pero en este caso. Es un viaje alrededor del mundo y a través del tiempo, permitiéndo a los visitantes ver de cerca los vehículos y conductores más famosos de la marca

Pole Position Challenge

Pole Position Challenge Ferrari Land

Por desgracia tampoco pude probarlo y es mi cuenta pendiente. Son ocho simuladores de Ferrari casi casi como los que utilizan los pilotos para aprenderse los circuitos. Eso sí, no están incluidos con la entrada del parque, deberás pagar aparte otros 15 euros.

Junior Red Force

Junior Red Force Ferrari Land

Enrique Trillo

A los niños les encantó. Es una montaña rusa familiar inspirada en la atracción estrella del parque, Red Force, con subidas, bajadas y curvas peraltadas. Y, lo más importante, en nuestro caso, con poco tiempo de espera en la cola.

Maranello Grand Race

Maranello Grand Race

Enrique Trillo 

Prepárate a esperar durante un largo rato, porque es una de las atracciones estrellas de Ferrari Land. Se trata de coches guiados por un raíl que simulan una carrera de GT, de hecho, el modelo representado es el Ferrari 488 Spider. La pista tiene más de 500 metros de longitud y, aunque no es posible adelantar, según la pericia del niño, sí que puede pillar al coche que le precede. 

Kids Tower

Versión para niños de Thrill Towers. Es una lanzadera de caída y rebote de 9 metros. Yo no monté, pero casi disfruté más viendo sonreir a los niños, que es lo ideal.

Champions Race

Tampoco monté, básicamente porque un adulto lo tiene complicado con las dimensiones de los cochecitos, pero si tienes niños pequeños es mi principal recomendación. Al menos mis hijos se lo pasaron en grande con la sensación de conducir un Ferrari. Es una especie de tío vivo que gira sin parar, pero los niños mueven el coche a izquierda y derecha a su antojo.

Flying Race

Similar al anterior, pero con avionetas que suben y bajan. Y tú dirás: ¿también les encantará a los niños, no? Pues a los míos no tanto...

Crazy Pistons

Crazy Pistons Ferrari Land

Enrique Trillo 

Situado a los pies de Red Force, representa el movimiento de los pistones de un motor y sube y baja haciendo círculos que hacen que el estómago de los pequeños y mayores suba al mismo ritmo.

Júnior Championship

Los más pequeños de la casa lo pueden gozar bastante con esta atracción tipo látigo, con coches de F1 en pequeñito. Pero cuando digo los más pequeños me refiero a niños de unos 4-5 años, por encima de esa edad ponían cara de "nada como Champions Race o Junior red Force..."

Consejos sobre la visita a Ferrari Land. ¿Cuanto cuesta?

  • El primero y más importante es que compres tus entradas por anticipado, porque a través de la web cuestan 22 euros y si las compras en la taquilla el precio sube a 24 euros. La tarifa Junior/senior cuesta 19 euros por Internet y 21 en taquilla; es válida de 4 a 10 años y de 60 en adelante. La tarifa para discapacitados es de 12 euros. Pero te recomiendo que consultes con calma la web del parque porque hay tarifas especiales para familias, grupos, colegios... así como una tarifa diferente en temporada baja.
  • Aunque se extiende en un terreno de seis hectáreas, si conoces Port Aventura y lo comparas con este otro parque temático del que forma parte, verás que es más pequeño. Por ello te aconsejo que, para aprovechar el viaje, visites ambas instalaciones. Además, hay descuentos si compras ambas entradas a la vez.
  • ¿Uno o dos días en Ferrari Land? Pienso que con un día es más que suficiente, pero dependiendo de la época del año en que vayas a visitarlo puedes encontrarte con colas de más de una hora y media, así que valora hacerte con el pase Express Ferrari  Land, que cuesta 25 euros (23 en temporada baja) y te permite un acceso rápido a cada una de las principales atracciones: Red Force, Thrill Towers, Racing Legends, Flying Dreams y Maranello Grand Race. Pero ten en cuenta que no permite el acceso a primera fila.

Resumen de mi experiencia en Ferrari Land

Como te decía, yo he visitado el parque en familia y creo que es la manera de disfrutarlo a tope, porque si buscas emociones fuertes, aunque las tendrás en Red Force, se te puede quedar un poco corto si no lo combinas con Port Aventura. En cambio, si vas con niños, la experiencia será genial.

Ferrari land

Enrique Trillo

¿Repetiría? Me preguntaba al principio. Sí, claro que repetiría. No solo porque soy un loco de los parques de atracciones y de las montañas rusas, sino por el ambiente que rodea Ferrari Land, con todo perfectamente decorado, aficionados con camisetas y gorras como en una carrera del mundial... Me ha encantado.

Etiquetas: Viajar, Vacaciones

Descubre más sobre , autor/a de este artículo. Conoce cómo trabajamos en Autobild España.