Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Ford Mustang Lithium: el muscle car se hace eléctrico

Ford Mustang Lithium

La unión de dos mundos.

Pensar en coches eléctricos ya es un tipo de afrenta para ciertos sectores reaccionarios del automóvil, así que es difícil imaginar como se pondrán cuando sepan que incluso un terreno sagrado como es el de los muscle cars también es susceptible de acoger mecánicas de cero emisiones. Los creadores de este “sacrilegio” han sido Ford y Webasto, que han unido fuerzas para llevar al SEMA Show 2019 el Ford Mustang Lithium, una variante 100% eléctrica del mítico modelo.

VÍDEO: El Ford Mustang Supercar 2019 pisa por primera vez un circuito

Desde fuera es difícil distinguirlo de un Ford Mustang de combustión, siendo posiblemente la única ligera pista el color azul de las pinzas de freno, de seis pistones y tomadas prestadas del Shelby GT350R. Además de esto, cuenta con varias piezas de fibra de carbono, los splitters y el difusor trasero son específicos, se ha rebajado su altura una pulgada, calza llantas forjadas de 20 pulgadas y el capó cuenta con dos ventanillas de policarbonato.

Probamos el Ford Mustang Bullit, un deportivo de película

Eso sí, a través de ellas no se ve una mecánica convencional, ya que utiliza un sistema de propulsión formado por dos motores eléctricos y una batería de 800 voltios (el doble de lo habitual en los coches eléctricos actuales), una solución que es más ligera, genera menos calor y es más potente que otros sistemas.

Y hay que darle la razón puesto que desarrolla una potencia de 900 CV y un par máximo de 1.355 Nm, cifras más que considerables y que se encargan de gestionar tanto la versión Calimer de la caja de cambios manual Getrag MT82 de seis velocidades y el diferencial Torsen Super 8.8.

Además, el Ford Mustang Lithium tiene otras mejoras mecánicas derivadas del Track Handling Pack de Ford Performance que lleva instalado.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

 

Más:

Muscle car

Y además