Skip to main content

Noticia

F1

Fernando Alonso sería campeón si Vettel es sancionado

Sebastian Vette - Stefano Domenicalli - Brasil 2012

Fernando Alonso sería el nuevo Campeón del Mundo 2012 si Sebastian Vettel fuese sancionado por el adelantamiento ilegal.

Según el reglamento, Fernando Alonso aún podría
ser Campeón del Mundo si Sebastian
Vettel
fuese sancionado. El código
deportivo de la F1 contempla que Ferrari
puede reclamar
hasta el 30 de noviembre para que el adelantamiento
de Vettel
con bandera amarilla en el pasado
Gran Premio de Brasil fuesen investigados.

Si Ferrari presentase una reclamación y la
FIA, una vez estudiadas las imágenes y escuchado
la declaración de ambas partes, decidiese aplicar una sanción,
Sebastian Vettel perdería el título de Campeón del Mundo 2012.

La sanción en carrera por adelantar con bandera amarilla es de
un 'drive trough', es decir, el piloto está obligado a pasar por la
calle de boxes a la velocidad limitada que exige el reglamento y
sin tener derecho a realizar una parada. 

Si esta sanción se aplica una vez terminada la
carrera por la reclamación de alguno de los equipos, se traduce en
una penalización de 20 segundos (que es aproximadamente lo que se
estima que se tarda en hacer el 'drive trough') sobre el tiempo
total en carrera del piloto sancionado. Esto cambiaría el resultado final del Gran Premio de
Brasil
, ya que si al tiempo de Sebastian Vettel se le añaden 20
segundos pasaría de ser sexto a ser octavo, por lo que perdería
cuatro de los puntos que sumó y Fernando Alonso sería
Campeón del Mundo
por un punto de diferencia.

Si, por el contrario, no se aplicase sanción por esa acción y la
FIA únicamente 'amonestase' a Vettel con un aviso, esto no tiene
repercusión directa sobre el resultado de la carrera, sin embargo,
al ser el tercero que el alemán acumula en en la temporada,
entonces sí que se está estipulado que el piloto debe ser
sancionado con los 20 segundos de penalización. Lo que cambiaría de
nuevo las posiciones de la clasificación final

La polémica está al 'rojo vivo' en las redes sociales y los
análisis descubren nuevos argumentos para aumentar la sospecha,
como es el caso de que Jean-Eric Vergne, piloto de Toro Rosso
(segundo equipo de Red Bull) cruzó la línea de meta con una
innecesaria distancia (ya que el coche de seguridad neutralizó las
últimas vueltas de la carrera) de 19,2 segundos con respecto a
Vettel, lo que se ha intepretado como un intento de evitar que, si
Vettel fuese sancionado con 20 segundos, ocupase el octavo lugar de
la clasificación, aunque, en este caso, la distancia sería
insuficiente y Vettel sí que sería octavo y, por lo tanto, Fernando Alonso Campeón del Mundo 2012.

Lecturas recomendadas