Skip to main content

Noticia

Motor

Los falsos mitos de la ITV desmontados por los propios expertos de la ITV

ITV

Seguro que alguno pensabas que era verdad.

La ITV es un elemento recurrente en nuestra vida como conductores. Se trata de un mero trámite regular para los coches, al que todo el mundo debería estar acostumbrado, pero todavía circulan por ahí falsos mitos al respecto que no son verdad.

Ahora, desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), han querido desmentirlos.

 

Si no apruebas la ITV, puedes circular hasta la segunda inspección

Si el defecto está considerado como grave solo puede circular para ir al taller y volver a la ITV. Si es muy grave tendrá que ser trasladado mediante una grúa, ser reparado y volver a la ITV. En ambos casos se dispone de un periodo de dos meses para hacer la segunda inspección.

Los inspectores no tienen la formación adecuada

Cada centro cuenta con un director técnico con el título de “Ingeniero técnico”, “Ingeniero” o similar; mientras que los inspectores deben poseer el título de “Técnico superior en automoción” o equivalente. Además, hay cursos optativos para seguir formándose.

Hay un porcentaje de rechazos obligatorio que cumplir

Los centros de ITV tienen que responder a criterios de objetividad e imparcialidad y los trabajadores no pueden tener ningún conflicto de interés en el desempeño de su actividad.

La ITV no garantiza la seguridad de los vehículos

Como demuestra un informe elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid, en 2021 las ITV evitaron 148 víctimas mortales por accidentes de tráfico, debido a que gracias a ellas se garantiza el correcto mantenimiento y funcionamiento de los vehículos.

La ITV no ayuda a proteger el medio ambiente

De hecho, la ITV protege tanto del ruido excesivo como del exceso de emisiones contaminantes, una de las pruebas que resulta en más fallos para los coches que se presentan. El estudio de la Carlos III indica que se evitan 575 muertes prematuras al año por exposición a partículas contaminantes gracias a las ITV.

El coche no tiene que tener seguro para pasar la ITV

Para poder realizar una inspección técnica, es imprescindible que el coche tenga un seguro vigente, no hay que presentar justificante pero desde la estación lo comprobarán.

Si el vehículo no circula, no hace falta tener la ITV en regla

Si un vehículo está matriculado, tiene la capacidad de circular, así que, aunque esté aparcado en la calle y no se mueva, debe tener la ITV, si no, es susceptible de recibir una multa.

Solo el titular del vehículo puede pasar la ITV

Puede pasar la ITV cualquier persona siempre y cuando lleve la documentación necesaria: ficha técnica y permiso de circulación del vehículo.

Etiquetas:

ITV

Y además