Skip to main content

Noticia

Motor

Espectacular persecución a un BMW i8 cargado de cocaína

Persecución
Cazados por saltarse un atasco.

Cuando hablamos de persecuciones policiales rápido pensamos en las que ocurren en estados Unidos, a menudo con un despliegue audiovisual que parece sacado de Hollywood. Sin embargo, también a este lado del charco las hay y esta que ha compartido la policía de West Midlands en Reino Unido es bastante espectacular.

Ocurrió en la autopista M6 cuando, estando en un atasco, el coche patrulla ve como un BMW i8 pasa por el arcén, acto ante el que se pone en marcha y comienza a perseguirle. Le da indicaciones para que se pare y el deportivo híbrido hace además de hacerlo, pero inmediatamente se da la fuga.

Esto a priori no tiene mucho sentido, puesto que la multa por esa infracción tampoco es excesiva, pero lo que los policías no sabían es que en el BMW había dos traficantes con cinco fardos de cocaína de 1 kilo cada uno.

Así, comienza una persecución primero por las calles de la ciudad, alcanzando velocidades de 90 mph (144 km/h) en zonas limitadas a 30 mph (48 km/h) y, aunque el tráfico es ligero, hay que admitir que tanto el conductor delincuente como el policía tienen buenas manos.

Llega un momento, en una zona residencial, en que el piloto sale de la carretera y se adentra en un parque, punto en el que su acompañante sale del coche con una de las bolsas de droga. No llegó muy lejos, pues escondió la bolsa en unos matorrales y fue cazado cerca de la zona intentando coger un taxi.

La persecución vuelve al asfalto, con el i8 intentando despistar a la policía entre edificios, pero los agentes le aguantan el ritmo bastante bien. Entonces, sorprendentemente, el delincuente se da por vencido, reduce la velocidad e incluso pone el intermitente para señalar que se va a detener.

Los dos infractores fueron detenidos, juzgados y sentenciados a cárcel el pasado 27 de mayo, uno de ellos a seis años en prisión y el otro a siete.

Y además