Skip to main content

Noticia

F1

Entrevista con Antonio Lobato: “Claro que soy Alonsista”

Antonio Lobato - Antena 3 - 2013

AUTOBILD.ES tuvo la oportunidad de entrevistar al periodista Antonio Lobato durante la presentación de la temporada 2013 de F1 en Antena 3.

Antonio Lobato y su equipo llevan 10 años
siendo los encargados de meter la F1 en los
salones de las casas españolas. Lobato afronta su segunda temporada
en Antena
3
con la misma ilusión que tenía el primer día que se metió en
la cabina de comentaristas del GP de Australia 2004 junto a Marc
Gené. AUTOBILD.ES pudo entrevistar al periodista, quién desveló
algunos de los secretos de su éxito y su trabajo.

¿Como afronta su décima temporada de F1?

“No se si está mal decirlo, pero casi como la primera. Cada año
que empiezo me regenero, olvido todo lo anterior y parto con
muchísima ilusión, con muchas ganas de arrancar, con muchas ganas
de que a la gente le guste lo que les hemos preparado. Muchas ganas
de convivir con el equipo, de sentir otra vez (en este caso) a
Pedro en la cabina y ser capaces de leer las estrategias y también
con muchas ganas de ver lo que ocurre en la pista y contárselo a la
gente. Espero que sea un poco recíproco, porque me ha llegado que
la gente también tiene unas ganas locas de que empiece la F1.
Entonces, como los dos tenemos muchas ganas, yo creo que va a
funcionar muy bien.”

Despues de 10 años, ¿imagina su vida sin la Fórmula 1?
¿Cómo sería?

“Si la imagino y sería tranquila, relajada. Yo no me quejo y
siempre digo que soy un afortunado. Primero porque tengo trabajo,
algo que en este país ahora es muy complicado.Tengo un trabajo que
me gusta, y creo que es bastante difícil porque hay mucha gente que
tiene que asumir trabajos que no son lo suyo y disfruto mucho
haciéndolo con la gente con la que trabajo. Hay mucha gente que no
está contenta con su jefe o con su empresa. Yo lo tengo todo, pero
no puedo negar que esto es tremendamente duro. La gente normalmente
no ve la parte complicada y la carga de estrés, de agobio, de
responsabilidad que tengo que asumir cada año es tremenda. Aparte
del daño personal, porque, sí, yo me voy por ahí a viajar por el
mundo y estoy en la F1, pero estoy de media 150-160 días al año
fuera de mi casa. Tengo una mujer, una hija y a mi hija no la he
visto crecer. Eso duele. Pero, yo siempre digo lo mismo, la F1
tiene partes muy buenas y partes muy malas, cuando las partes
buenas no compensen a las partes malas, me voy. Así que sí, me veo
sin F1 y no tardaré mucho en estar fuera porque llevo 10 años y es
un poco agotador.”

¿Su familia le ha recriminado alguna vez el pasar
demasiado tiempo fuera de casa, ser un nómada?

“No, recriminar no. A mí mi familia me apoya porque si no me
apoyara no estaría haciéndolo, pero yo les veo y veo lo que sufren
y que en los momentos importantes muchas veces yo no estoy.”

¿Les ha llevado a algún Gran Premio?

“A alguno sí, lo que pasa es que no me gusta. Porque cuando
estoy en el Gran Premio estoy en el GP, y tenéis que ver el nivel
de trabajo que hay en una carrera. En la Sky son 70 personas, la
BBC 60 o la RAI son 30. Nosotros somos 11 y hacemos muchas cosas.
Entonces, desde que llegas al país donde se celebra el Gran Premio
hasta que te vas es un lío. Vas para arriba, para abajo, de un lado
a otro. Y yo no puedo repartir mi tiempo entre mi familia y mi
trabajo porque no estaría haciendo bien ninguna de las dos cosas.
Desatendería mi familia y desatendería mi trabajo.

Por poner un ejemplo: mi mujer y mi hija estuvieron en Barcelona
este año en el GP de España. No las vi prácticamente nada, solo
cuando volvía a las tantas y nos íbamos a cenar. Las vi el domingo.
Cuando acabó la carrera y ya habíamos terminado toda la
retransmisión, estábamos en el paddock y, de repente, vemos una
humareda tremenda y que ha explotado un box. Dejé a mi familia, me
fui al garaje corriendo con el cámara y según estamos grabando
allí, que además era una situación bastante peligrosa, de repente
me giro hacia atrás y tropiezo con mi hija. Entonces pienso: ¿Qué
hace mi hija aquí? No puedo tener una preocupación extra. Así que
si van, prefiero que no estén conmigo.”

Las novedades ténicas de 2013 ¿perjudican a Red Bull,
benefician a la mayoría?

“Creo que los neumáticos van a perjudicar a todos, con lo cual,
si perjudica a todos tampoco tienes un gran perjuicio. Va a afectar
a todos y parece que va a haber muchas paradas este año. Pero eso
nos beneficia a nosotros, que vamos a tener carreras mucho más
divertidas. Más difíciles de leer, que para eso están Pedro y
Jacobo, pero va a haber incertidumbre hasta el final que es algo
que en la recta final de la temporada pasada se perdió porque los
neumáticos ya eran mucho más estables y las carreras dejaron de ser
impredecibles.

Ccreo que eso nos va a beneficiar a nosotros y va a ser un
quebradero de cabeza para los pilotos y los ingenieros. Nosotros
ganamos, que es lo importante. Y la normativa, la verdad es que
este año no va a cambiar demasiado. Quizá lo que más puede afectar
y más puede perjudicar a Red Bull con respecto a Ferrari es que
solo se va a utilizar el DRS el sábado en las zonas en las que se
pueda utilizar el domingo. Esto era la asignatura pendiente de
Ferrari, a los que les funcionaba de pena el DRS y creo que este
año, en ese sentido, Red Bull no va a tener tanta ventaja.”

¿Cree que este año hay motivos para soñar con el título
de Alonso?

“Hay que ser moderadamente optimistas. Hay que se cautos porque
luego todo cambia y aquí todo el mundo engaña. Hay mucho lobo con
piel de cordero. En Red Bull están vendiendo que no están
contentos, Vettel diciendo que las pruebas han sido decepcionantes
y yo sigo pensando que son más falsos que una moneda de 6 euros.
Engañan siempre. Yo creo que Red Bull está muy fuerte y van a
empezar muy fuerte. ¿Qué este año está mejor Ferrari? Hombre, no es
difícil después de que el año pasado fuese un desastre, en la
primera carrera Fernando no pasó de la Q2.

Claro que está mejor Ferrari, pero luego hay que ver si
realmente están a la altura y qué sorpresas puede haber en
Australia, que las habrá, porque todo el mundo se guarda algo para
la primera carrera del Mundial. Y después está la carrera que no
está en la pista, la de las fábricas, donde todo el mundo tiene que
empezar a evolucionar el coche porque sino te quedas fuera y ahí
hay que ver si Ferrari se aplica, salen cosas de las cabezas
pensantes y siguen mejorando el coche hasta el final, que es un
poco lo que pasó el año pasado. Red Bull dio un paso adelante a
partir de Singapur y Ferrari no encontró nada y se quedó atrás.

Un paso importante es que Fernando está sonriente y él, que
normalmente es muy cauto y no suele abrir mucho la puerta a que la
gente esté contenta, ha manifestado públicamente que está contento,
que el coche va bien y que es optimista... yo casi no le conozco
cuando dice eso.”

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"1611","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"352","typeof":"foaf:Image","width":"528"}}]]

Después de 10 años, ¿qué le queda a su equipo por hacer
en la F1? ¿Tienen algo pendiente?

“La verdad es que hemos hecho muchas cosas y ha habido momentos
como cuando tuve a Pedro y a Marc en cabina que eso no lo ha hecho
nadie en la historia de la F1. Teníamos a un piloto en activo de
Ferrari comentando las carreras con un piloto en activo de McLaren
y encima los dos eran españoles. Era un lujo y otras televisones
nos miraban con deseo, “qué suerte tenéis en España” decían. Eso no
lo podemos repetir este año, quién sabe si en el futuro sí. Sí que
repetimos algo con lo que nos lo pasamos muy bien nosotros y la
gente, que es volver a tener la tertulia que hacíamos con Pedro y
con Marc los domingos.

Este año haremos cosas que no hemos hecho nunca, que es una
sección de seguridad vial que para mí es una aventura. Vamos a
hacer muchas cosas divertidas, interesantes, algunas locuras y que
creo y espero que le sean muy útiles a la gente para que disfruten
y, además, aprendan con ella. Y también surgirán más cosas. Pero no
me preguntes por lo que nos quede por hacer, porque si se nos
hubiera ocurrido para ésta lo habríamos hecho. Tenemos que dejarnos
algo para el futuro.”

Tener a María de Villota es un valor

“Yo creo que es una gran prescriptora. Ha calado muy hondo en la
gente, la conocen muy bien, todo el mundo sabe su historia, pero
queremos que descubran también otras cosas. Creo que lo hicimos
también el año pasado, que nos contaba las cosas perfectamente, que
es una piloto y tenía el sueño de llegar a la F1. Lamentablemente
eso ya no va a poder ser. Pero ella es una persona que ha estado
toda la vida en el automovilismo, que tiene muchas cosas que decir
y que enseñarnos, que enseñarme, y en el papel que va a tener
dentro de esta sección de seguridad vial, ella es la mejor para
contarnos todo eso. Estará Marc, diciéndonos algunas cosas, pero
ella va a ser mi propia instructora para que yo no haga ninguna
locura ni me haga daño. 

No se trata de derrapar ni de pasar más rápido por una curva. Se
trata de demostrar a la gente como pasas por esa curva de forma más
segura. Lo que pasa es que en algunos momentos tendremos que
ponernos en peligro o simular situaciones más peligrosas. Podría
poner a Marc a hacerlo o podría poner a María, pero ellos son
pilotos, ellos lo saben hacer muy bien, lo fastidiado es poner a un
tipo normal que conduce un coche en la calle como conductor normal
y que la gente vea lo que yo puedo sufrir o si yo soy capaz de
sacarlo y que me instruyan tanto Gené como María en qué es lo que
tengo que hacer para evitarlo. Y, sobre todo, en el caso de María,
pues que me ayude a no cometer un error en el que me pueda hacer
daño.”

¿Se atrevería a dejar de ver los toros desde la barrera
y pilotar un coche de Fórmula 1 en competición? 

“Ya he llevado un coche de Fórmula 1, pero en competición no.
Cuando me subí a un F1 lo primero que pensé es: “En mi vida estaré
una centésima parte preparado para meterme en una jauría de éstas".
Yo tenía problemas para poner el coche en marcha, para frenarlo,
para acelerar, para pasar por la curva, imagínate hacer eso en una
salida de F1 en la que te pones de 0 a 300 km/h en seis segundos y
tienes que llegar a la frenada rodeado de coches. Hay que estar más
loco que yo. Yo estoy loco pero no tanto.”

¿Valora más lo que hizo Fernando el año pasado, luchando
con un coche peor hasta el final?

“Es que eso ya no es pilotar, entra dentro de otro apartado, de
otro departamento que es el de la magia. Lo que hizo él el año
pasado o en el año 2010 es espectacular. Muchas veces a mi me
tachan de alonsista. Lo soy. Claro que soy Alonsista. Como fui
'Pedrista', como fui 'Alguersurista', como soy seguidor de la
Selección Española de Fútbol, de Pedrosa, Lorenzo y compañía. Pero
es que la gente piensa que exagero el mensaje porque soy alonsista.
Y que, de alguna forma, amplifico el talento que tiene Fernando. Y
no es así, es que no somos conscientes de la suerte que tenemos
teniendo a un tipo tan bueno como él.

Porque en la F1, todos los que están son buenos, y a lo largo de
la historia ha habido grandes pilotos, grandísimos, pero muy
poquitos especiales. Nosotros tenemos la fortuna de que tenemos un
piloto especial y que es probable que en España no tengamos nunca
más un piloto como él. A lo mejor lo tenemos muy bueno o bueno,
pero especial va a ser difícil.” 

¿Cree que Hamilton va a ser rival este año?

“Esto es como todo, si le dan un coche medianamente veloz estará
ahí porque Hamilton es muy bueno, muy rápido. A una vuelta
especialmente, para mí es el mejor, incluso mejor que Vettel.”

Ha hablado de la selección, ¿como viven los eventos
deportivos cuando están fuera de España?

“Todo depende de la hora. Si la hora es muy mala y al día
siguiente tengo que trabajar, no puedo aparecer con ojeras y medio
sonado. Algunos de mi equipo, que son muy futboleros, sí sé que
encuentran un canal para verlo. Algunos de mi equipo han llegado a
desmontar una parabólica del circuito, llevársela al hotel y
localizar los satélites donde se viera. En horarios intempestivos
yo paso, en horarios buenos, sí que solemos verlo.”

¿Recuerda alguna anécdota?

“En la final del Mundial de fútbol, que nos pilló en Inglaterra
y estábamos en el hospitality de Ferrari con una parte de la prensa
española, Fernando, Carlos Sainz, su hijo... No os podéis imaginar
cuando marcó Iniesta la que liamos, que casi nos vamos abajo porque
eso es una instalación que no es permanente y el suelo se abombó y
luego nos enseñaron los encargados del hospitality que los soportes
estaban doblados y nos podíamos haber matado. Pero bueno, mereció
la pena.”

Y, aparte de eso, ¿que cosas hace cuando está en los
circuitos en los tiempos muertos?

“Hay pocos ratos libres, pero lo que sí hacemos, que ahora está
muy extendido en España, pero especialmente en la F1, es correr.
Además ahora hay una moda que es muy divertida, porque hay una
especie de competición entre todos los que trabajamos en la F1:
pilotos, ingenieros, mecánicos, periodistas, gente de los
hospitality, etc. que salimos a correr al circuito. Controlas tu
tiempo, das una o dos vueltas y luego lo cuelgas en una página web
privada con los tiempos de todos y ves dónde estás.

Yo estoy luchando para que haya categorías. Porque a mi no me
pueden meter con el preparador físico de Marc Webber, que tiene 25
años y es un tío que tiene músculos hasta en los párpados y que lo
único que hace en su vida es entrenar. A mi me gustaría que hubiese
una categoría de humanos, otra de divinos y otra de gente mayor.
Porque tengo 47 años y así todo, no estoy muy mal. También está
apuntada Nira, uno de nuestros cámaras, Álvaro, varios
técnicos...”

¿Fernando no entra en la batalla?

“Fernando corre pero no está apuntado. Porque no le gusta perder
a nada y aquí hay gente que va muy bien y que podría ganarle. El
más rápido es un piloto que este año va a estar en Williams,
Valtteri Bottas, que es una bestia, y casi profesional. Jenson
Button también va a correr. Vettel va pero tampoco se apunta.”

En bici, quizá Alonso sí sea el mejor

“Quizá Button, porque está muy fuerte. Pero en bici, Fernando va
muy muy bien. Corriendo también, lo que pasa es que ya estamos
hablando de 'divinos'.”

Cuando no trabaja, ¿sigue con esa
preparación?

“Si, claro. El deporte es básico porque sino, no llegas.
Físicamente me preparo haciendo mucho deporte y mentalmente
necesito superar retos. Entonces me los marco. El año pasado me
propuse correr una media maratón. Este año dije que iba a por una
maratón, la he corrido y ahora me voy a pasar a las dos ruedas y
voy a correr la Quebrantahuesos en junio. Y después me plantearé
otra historia.”

¿Qué balance hace de su carrera?

“La verdad es que no me puedo quejar. Soy un afortunado. Es
cierto que he trabajado mucho en mi vida. Mi padre siempre me decía
cuando estaba en informativos que por qué tenía que estar 14 horas
en la tele para salir tres minutos. Y es que es muy difícil hacer
tres minutos en TV. Ahora hago 120 de previo y es una currada. Pero
la verdad es que no me puedo quejar porque los últimos 10 años han
compensado todas las decepciones que podía tener antes. No me quejo
de nada. Pero sí que es cierto que parte del equipo que está
conmigo en F1, de los que me han acompañado desde T5, La Sexta y
ahora Antena 3, antes tuvimos otros proyectos; como una tertulia de
fútbol que hacíamos y no funcionó. También porque era una época que
nos coincidió con lo de las Torres Gemelas y la gente por aquellos
días no demandaba tanta información deportiva. Siempre hemos hecho
cosas de muchísima calidad pero no han tenido el reconocimiento que
hemos logrado con la F1.

En cualquier caso, nos sentimos muy orgullosos, porque sabemos
que el día que nos vayamos de esto (que nos iremos) algo va a
quedar. Fernando tiene el 90 por ciento de la responsabilidad de
que la F1 sea un deporte que compita ahora con el fútbol en España.
Pero nosotros creo que tenemos también un 10 por ciento, porque
este deporte lo conocía muy poca gente en el año 2003, que fue
cuando Fernando ganó su primera carrera y que no lo hacíamos
nosotros, lo hacía TVE. Y lo seguía muy poquita gente.

En el año 2004 llegamos nosotros y duplicamos y triplicamos la
audiencia en un año en el que Fernando no ganó ninguna carrera
porque fue un año en el que Ferrari y Michael Schumacher arrasaron.
Pero empezamos a contar las cosas y empezamos a hacer un tipo de
retransmisiones deportivas que no se han hecho en este país y que
luego mucha gente ha copiado. TVE lo hizo muy bien con la motos,
pero nos queda siempre el orgullo de pensar que nos cogieron como
referencia. Y la gente puede valorar si se superó el original o no.
Personalmente creo que no. Y luego más gente ha tratado de seguir
haciendo cosas diferentes, pero yo creo que nosotros fuimos los que
abrimos el melón y empezamos a hacer algo diferente con lo que
enganchamos a la gente.

Y yo siempre cuento lo mismo, quizá porque empezamos en un
perfil muy bajo, y puede que el éxito fuese mi ignorancia. Está mal
decirlo, pero mi ignorancia en el primer año nos ayudó muchísimo.
Porque yo le explicaba a la gente lo que me sorprendía. Entonces
contaba cosas que a la gente normal también le sorprendían. Y creo
que por eso hemos ido subiendo y ha sido como una escuela, 'Primero
de F1' en 2004 y ahora estamos en 'Décimo de F1' y ya es casi la
universidad y cada vez hay que ir un poco más arriba, porque cada
vez la gente sabe más y te exige un poco más.”

¿Lo mejor y lo peor de una retransmisión?

“Lo mejor es el chute de adenalina en directo de saber que hay
millones de personas al otro lado. También la parte creativa de una
carrera. Es como escribir un libro, tienes que narrar lo que ves y
tratar de explicar la parte técnica, ahí me apoyo en mi gente, pero
tienes que poner un componente de pasión que a la gente le
emocione. Muchas veces yo me siento con mi equipo y les digo ¿qué
podemos hacer para emocionar a la gente en la próxima carrera? Y
entonces nos inventamos historias.

Por ejemplo, en el último GP de 2012, el vídeo que hicimos que
fue una locura con un guitarrista, los violines, la canción que la
tenía yo metida en la cabeza... Cogí a mi realizador y le dije
“tengo esta locura en mi cabeza dime que la podemos hacer” y me
dijo que podíamos y la hicimos. Y la verdad es que las reacciones
de la gente fueron la hostia porque mandaron mails y cartas
diciendome que lloraron, lloraron antes de que empezara la carrera
y también lloraron después. Eso es lo mejor, esa sensación de que
estás haciendo algo creativo. Lo peor es lo que he contado antes,
estar fuera de casa tanto tiempo.”

¿Por qué no hacen terturlias después de las
carreras?

“Hacemos tertulia los viernes en los libres y hacemos la de
Pedro y Marc el domingo en el previo. Yo tengo un convencimiento de
que no funcionaría. Creo que los post-evento con gente, periodistas
y demás, no funcionan. No creo en ellos. Creo que la gente cuando
acaba la carrera desconecta. Se pueden quedar a ver el podio, sobre
todo si está Fernando, pero más allá de eso... El análisis lo
tienes que hacer a partir de ahí en informativos.”

¿Se imagina la F1 sin Fernando?

“La F1 estará sin Fernando, lo que hay que ver es quién llega.
Tengo esperanzas de que llegue gente, aunque está la cosa muy
difícil porque en España no hay casi dinero para patrocinios y hay
muchos pilotos que se quedan en el camino. Pero bueno, a ver si
algunos, como Carlos Sainz que este año empieza en GP3, dan el paso
y conviven con Fernando y son su relevo. Pero claro que todos los
sentiremos el día que no esté Fernando, porque él es algo mágico,
algo especial y no solamente lo que hace en la pista, creo que es
un tipo que transmite algo, que no deja a nadie indiferente.”

¿Como es ese Fernando que no conocemos?

“Es un tío muy divertido, muy bromista, competitivo, muy amigo
de sus amigos, muy abierto en su círculo de amistades. Cuando ves a
Fernando rodeado de gente que no conoce y le ves con un grupo de
gente que se siente cómodo, no hay color. Es otro. Cuando hay mucha
gente se encierra en su concha y se protege.”

Su actividad en Twitter responde a eso, a abrirse más a
la gente

“Él también dice que lo hace para quitarse intermediarios. Lo
que pasa es que yo a veces le digo que no cuenta toda la verdad, él
también falsea un poco, porque tampoco es totalmente así y tamiza
lo que quiere tamizar. Pero bueno, yo creo que sí, que es un paso
bueno que ha dado adelante, porque la gente le veía muy distante y
creo que es un esfuerzo por su parte para estar más cerca y,
además, que está enganchadísimo.”

Lecturas recomendadas