Skip to main content

Noticia

F1

El difícil camino de Lewis Hamilton hasta la F1

Lewis Hamilton

Lewis Hamilton recuerda cómo fueron sus inicios en el automovilismo en una entrevista.

Lewis Hamilton ha recordado cuán difícil fueron sus inicios en el mundo del motor y los sacrificios y esfuerzos que tuvo que realizar su familia para que pudiera competir desde niño. El piloto, seis veces campeón del mundo, confiesa que había semanas en las que no podía ir a los circuitos porque, simplemente, no había dinero para ello.

¿Dónde ver la F1 en 2020?

VÍDEO: La primera vuelta de Hamilton al volante del Mercedes W11

Lewis Hamilton no ha ocultado nunca que sus orígenes son muy humildes y que por ello tuvo muchas dificultades para competir en sus inicios. Su familia tuvo que pedir varios préstamos e hipotecar su casa en varias ocasiones para poder afrontar los altos costes del karting, categoría base donde Lewis brilló. A pesar de los contratiempos, ni él ni sus padres pensaron en rendirse en ningún momento. Su padre, Anthony, llegó a compaginar hasta cuatro trabajos para poder soportar la actividad de su hijo.

“Nunca he pensado en rendirme y eso tiene parte de la culpa de que haya llegado adonde estoy a día de hoy”, explica Hamilton en una entrevista a la web Style. “Pero he pasado por muchos momentos difíciles. Recuerdo llegar a casa desde el colegio, deseando poder ir al circuito de karts, y que mi padre me dijera de que no podríamos ir ese fin de semana porque no había suficiente dinero. Otros chicos contra los que corría no tenían esa preocupación”, recuerda Lewis.

Los Hamilton nunca tiraron la toalla y los resultados y oportunidades acabarían llegando. En 1996 Lewis fue campeón en Gran Bretaña y por ese entonces fue cuando se encontró con Ron Dennis – el CEO de McLaren durante décadas -, a quien le pidió un autógrafo en un evento y le dijo que algún día quería correr con uno de sus coches. En 1998 fue contratado para el programa de pilotos de Mercedes, motorista entonces de McLaren, y no defraudó: ganó la Fórmula 3, la GP2 (actual Fórmula 2) y diez años después se proclamó campeón del mundo de F1 con un McLaren-Mercedes.

“Es importante seguir siempre tus sueños, sin importar cómo de imposible parezcan. Cuando era pequeño, la idea de ser piloto de Fórmula 1 era como una locura. Tuve mucha suerte de que mi padre me empujara a perseguir mis sueños y a no rendirme nunca”, explica.

Lewis también recuerda lo complicado que fue para él abrirse paso en este mundo por el color de su piel. “Ha sido muy difícil. Me gustaría poder decir que las cosas han mejorado en este sentido, pero creo que a día de hoy la situación es incluso peor que antes. El mundo del motor es tan caro que la clase obrera y aquellos con bajos ingresos están incluidos desde el principio”, asegura.

¿El rival más duro de Hamilton en la F1?

Lewis Hamilton

Hamilton, que desde niño soñó con parecerse a su ídolo Ayrton Senna y con ganar tres títulos mundiales – marca que ya ha doblado -, confiesa que el rival más grande con el que se ha encontrado en su carrera ha sido él mismo. 

“He competido contra algunos pilotos con mucho talento durante los últimos años y cada uno ha supuesto un reto diferente. Últimamente compito contra mí mismo: yo soy mi mayor crítico”, señala, antes de definirse como piloto.

 “Siempre he sido un piloto apasionado, hambriento y determinado. Eso es algo que nunca cambiará. Sin embargo, sería una locura decir que no he aprendido nada durante este tiempo. Cuando era más joven era más difícil para mí lidiar con los momentos más complicados. Me tomaba las cosas a un nivel más personal y me castigaba a mí mismo. Ahora sé que cada derrota es una oportunidad para mejorar”.

Imagen: Motorsport Images

 

Más:

hamilton

Y además