Skip to main content

Noticia

Motor

Dongfeng Warrior M50: la versión civil del pick-up militar chino

Dongfeng Warrior M50
Imagen imponente, solo 203 CV.

La historia del Dongfeng Warrior M50 es muy pareja a la del Hummer. El estadounidense nació como una versión civil del Humvee militar y el mismo camino ha seguido el chino, que ha derivado del Dongfeng Mengshi EQ2050, que lleva en activo desde los años 90 y que nació como desarrollo de ingeniería inversa del propio Humvee.

El proyecto comenzó en los 90 y durante estos años se han podido ver en China unidades contadas circulando por la calle, conseguidas de manera extraoficial puesto que no estaban a la venta.

Ahora, quienes quieran y se lo puedan permitir (cuesta 668.800¥, unos 88.000 euros al cambio), ya pueden comprar de manera oficial el Warrior M50, que tiene una construcción y un diseño que se mantiene muy fiel al original. Tiene un tamaño considerable y su presencia es imponente, con un frontal bastante minimalista, con pequeños faros redondos, formas angulosas por toda la carrocería y una caja de carga bastante capaz.

El habitáculo es menos espartano de lo que podría imaginarse. Cuenta con algún detalle que recuerda al Hummer, como el enorme túnel central, pero el resto del biplaza es más moderno: el volante de cuatro radios es multifunción, cuenta con una pantalla táctil de 8 pulgadas, los asientos están tapizados en cuero, presenta diversas molduras de aluminio, etc.

A pesar de su contundente imagen, el motor del Dongfeng Warrior M50 es un bloque Cummings 4.0 turbodiésel que desarrolla 203 CV y 600 Nm de par. Se asocia a una caja de cambios manual de seis velocidades y, como es lógico, a un sistema de tracción integral. De hecho, es en conducción off-road donde más destaca puesto que sus voladizos, prácticamente inexistentes, le confieren un ángulo de ataque de 70 grados y uno de salida de 45, a lo que se suma una distancia libre al suelo de 409 mm.

Más:

pick-up

Y además