Skip to main content

Noticia

F1

De la F1 a conducir una ambulancia por el coronavirus

Mario Isola, director de Pirelli Motorsport
El director de Pirelli Motorsport lucha por derrotar al coronavirus ayudando al personal sanitario de su país como conductor de ambulancia.

El responsable de Pirelli en la Fórmula 1, Mario Isola, se ha olvidado momentáneamente de su trabajo en los circuitos para unirse a la lucha contra el coronavirus en su país de origen, Italia, uno de los más golpeados por el virus. Desde hace unos días, Isola colabora con los servicios médicos de Milán como conductor de ambulancia.

VÍDEO: Primeras vueltas del nuevo Red Bull RB16 de F1

Mario Isola debería haber estado este pasado fin de semana en Vietnam, dirigiendo su equipo de ingenieros y técnicos en Pirelli F1, y dando soporte a todas las escuderías de la parrilla en el debut del Circuito de Hanói en la categoría reina. Sin embargo, el coronavirus ha trastocado los planes del campeonato y del mundo entero. En el caso de Isola, aún más: ahora se encuentra conduciendo una ambulancia como voluntario.

El italiano ha desempeñado esta labor durante los últimos 32 años como voluntario, con el objetivo de ayudar a quienes lo necesitaran. Ahora, después de regresar del fallido GP de Australia en Melbourne y de pasar una autocuarentena de 14 días por precaución, no podía quitarse de la cabeza la idea de ayudar en su región, que además es una de las más golpeadas por la pandemia. Y eso que a su pareja no le hace ninguna gracia.

Mario Isola, director de Pirelli Motorsport

Isola es consciente de que su labor es peligrosa, ahora más que nunca, pero eso no es ningún impedimento para ponerse al volante de la ambulancia y trasladar a los enfermos al hospital.

“Como paramédico, sé que muchas veces asumimos riesgos. Sabes que podrías enfrentarte a una persona agresiva y también te arriesgas cuando conduces una ambulancia durante una emergencia. Es arriesgado y puedes tener un accidente. Hace años me vi involucrado en un accidente y una persona que iba en otro coche murió”, recuerda Isola en declaraciones a "The Sun".

“Ahora el problema es que cada vez que la radio suena con una nueva misión te estás poniendo a ti mismo en peligro. Lo haces porque tienes que hacerlo. He tenido algunas discusiones con mi novia, que no está demasiado contenta con esto”, dice.

El italiano explica que una de las cuestiones más duras de los paramédicos durante la crisis sanitaria del coronavirus es trasladar a los enfermos solos en la ambulancia, tal y como dicta el protocolo, para limitar el número de contagios. “A veces llevas a alguien que está grave y tienes que decirle a sus conocidos que no pueden venir con nosotros. Entonces son conscientes de que podría ser la última vez que le ven con vida y eso es muy duro”.

Mario Isola con Sebastian Vettel

Mario, que de muy joven fue piloto de karts y entró a trabajar en Pirelli como probador de neumáticos, también cuenta con un programa de formación para conductores de ambulancia: ha formado a 7.000 voluntarios y a 150 instructores que actualmente desempeñan su labor en la región de Lombardía.

Cuando todo esto acabe y la Fórmula 1 vuelva a la acción, Isola volverá a guardar su uniforme de paramédico y se pondrá el de Pirelli Motorsport. Como muchas personas anónimas, Mario habrá aportado su (importante) granito de arena.

Imagen: Motorsport Images

Y además

Más de Coronavirus: así afecta al motor